- Technology - http://technology.blogs.ie.edu -

Las Web de video y el Principio de Pareto

pareto-chart-2.gifHace tiempo que a los operadores se les agria el carácter cuándo oyen hablar de las Webs con video streaming. Los operadores construyeron sus infraestructuras realizando inversiones considerables esperando algún día dos cosas: llenarlas de tráfico y hacer negocio. La mala noticia para ellos es que las dos cosas no se han cumplido a la vez.

Si comparamos a un operador con una fábrica podríamos decir que en estos momentos está a máxima producción. Ahora bien, ¿qué produce? Tráfico. Pero a un coste donde no hay negocio. El 80% del tráfico se lo “come” el 20% de los clientes con servicios cada vez más glotones de ancho de banda como los videos de los programas que la BBC cuelga en su portal iPlayer o Youtube, pero hay muchos más.

Una versión del principio de Pareto que no gusta nada porque no habla de ingresos sino de costes. Además esta tendencia no sabe de países y tanto en Inglaterra, Francia como España se da la misma circunstancia. En todos los casos esta circunstacia hace público un viejo anhelo de los operadores: obtener rédito de una parte de los contenidos que pasan por su red y que están en manos de las Web citadas: los proveedores de contenidos.

La buena noticia es que los operadores tienen ahora un punto válido para rechazar los nuevos impuestos del gobierno ya sea para compensar la piratería o para financiar la televisión pública. ¿Qué sentido tiene poner un impuesto sobre contenidos a quién es el único que no se beneficia de ellos? Los operadores tienen la opción (de legalidad confusa) de cerrar el grifo a los usuarios. BT en Inglaterra ha sido muy criticada esta semana [1]porque clientes con determinadas modalidades de contratación que usaban el portal iPlayer han visto como su velocidad se reducía de 8 Mbps a 896 kbps entre las 5 de la tarde y media noche. La pregunta es si esto realmente soluciona algo. Los proveedores de contenido que son los que hacen dinero van a seguir sin compartir sus ingresos y el usuario desarrollará nuevas picarescas para esquivar las medidas policiales. El debate queda abierto: ¿Deberían pagar los proveedores de contenido peaje a los ISP?