13
Dec

La vida pública de tus diálogos

Written on December 13, 2009 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Web 2.0

Hace diez años una pequeña empresa comenzaba un inusual modelo: la venta de palabras. No faltaron entonces aquellos que cargaban las tintas con incredulidad y sornas hacia el proyecto de compañía. Hoy, en cambio, nadie cuestiona la importancia de los buscadores en el futuro del negocio de Internet y aquella empresa ha pasado a ser la omnipresente Google. La razón es clara: la Red se ha convertido en el lugar de comunicación de compañías, gobiernos, comunidades, clientes, empleados, afacebookccionistas…Y en general, de todo el mundo.

Es difícil impedir que algo que se haga no aparezca en la Red. Ahora bien, todo el mundo puede usar Internet y cada uno lo hace de manera distinta. Las empresas y los gobiernos diseñan sus estrategias de comunicación y relaciones públicas. Buscan crear impacto en sus grupos de interés. En cuanto a los ciudadanos, sólo hace falta echar un vistazo a las redes sociales Facebook, Twitter o las cabeceras de blogs para ver cómo entiende cada cuál su uso de Internet.

 Los que buscan visibilidad escogen los blogs o se van a Twitter, que son los atriles digitales donde exponen sus ideas. Se trata de diálogos públicos, todo aquél que quiera puede seguirlos. La otra opción es la que ofrecen redes como Facebook, que permiten modular tu exposición pública, tus diálogos y todo aquello que digitalmente puedas compartir, ya sean fotos, videos o amigos, a través de la política de control de usuario y privacidad. La regla para estas empresas de Internet es la siguiente: cuánto más se comparta, más relevancia en términos potenciales para mi empresa como negocio; más valor para los posibles anunciantes y más valor para los buscadores.  

Ahora bien, el hecho de que ni Twitter o Facebook hayan encontrado todavía un modelo de negocio (como en su día lo hiciera Google) introduce nuevas variables en el devenir de estos servicios. Y una de las más problemáticas afecta a Facebook. La pasada semana, Facebook hizo públicos los nuevos cambios en la política de privacidad. Aparentemente, se trataba de facilitar al usuario la tarea de decidir qué compartir y con quién en su red, con un rediseño de las opciones de privacidad. La realidad era diferente: Facebook introducía por defecto la opción de compartir con todos; empujando a todo el mundo a aparecer en público. Lo que obliga al usuario a utilizar las nuevas opciones para reducir su exposición a la Red, seleccionando el perfil anterior. Algo que para muchos también resulta confuso, pues no todos los que usan Facebook saben a ciencia cierta cómo han establecido sus opciones de privacidad, o incluso en qué página se encuentran.

 ¿Empujará esto a sus 350 millones de usuarios a abandonar la red? Probablemente no. El gran número de usuarios es la mejor salvaguarda de Facebook. ¿Qué beneficios tiene para el usuario? Probablemente pocos. Porque la Red ya tiene otras redes sociales abiertas como Twitter que nacieron abiertas. En definitiva, el negocio de las palabras seguirá dando que hablar…

Comments

Ernesto December 13, 2009 - 11:38 pm

Creo que la unica opcion es educar a nuestros respectivos entornos sobre los riesgos que involucra el tener la puerta abierta a nuestras palabras. En nuestras manos esta el no ponerselas tan facil a las empresas de este tipo, es obvio que ellos cuentan con que la mayoria de los usuarios prefiera “pasar” y aceptar la totalidad de la exposicion, pero lo mejor es justamente difundir y difundir la realidad detras de las opciones por defecto.

Sugiero leer esta duda legitima: http://bit.ly/4DscG0

Al final yo mismo me he encontrado desconectandome de Google (Mail) cuando busco cosas, pero aun asi…. no las tengo todas conmigo. Igual terminare usando algun sistema de anonimato.

Por cierto, me parece que los enlaces estan intercambiados.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept