Archive for July/2010

27
Jul

Uno de los titulares de las últimas semanas es que, por primera vez, la venta de libros electrónicos ha superado al papel. Claro que hay ciertos matices en esta noticia. Primero, el dato proviene de la tienda en Internet Amazon. Y segundo, una de las líneas de negocio de esta compañía es la venta de su lector de libros electrónicos, el kindle, en un mercado que se ha visto dinamizado con la aparición de otro producto: el iPad de Apple.

Sea en formato electrónico o en el clásico impreso, me he permitido traer aquí tres recomendaciones que ayudarán a renovar modelos durante este verano, tanto a nivel personal como empresarial:

Una vuelta a la imaginación infantil para reflexionar sobre los valores empresariales y personales en el mundo globalizado. ¿Es posible hacer las cosas de otra manera como líderes empresariales?

  • Y Google, ¿cómo lo haría?, de Jeff Jarvis.

¿Es Google la única empresa que sabe hacerlo bien en Internet? De nuevo la imaginación para plantearse cómo serían las compañías que conocemos si éstas aplicaran las nuevas reglas de una nueva época: la de Internet. Te puedes descargar gratis el primer capítulo.

  • Tiempo ¿muerto? Para innovar, de Dusko Ivanovic y Jose Luis Larrea.  

 El deporte como excusa para reflexionar sobre la evolución en las empresas de mano de la innovación.  

 Un compendio de “lagartijas”, término acuñado por el  autor para referirse a ciertos líderes del mundo corporativo, con los que el autor se ha topado en los últimos veinticinco años y que son un anexo a su libro Lichpins. En inglés.

Felices reflexiones. Feliz verano.

 

18
Jul

¿Es tan importante el error del iPhone 4?

Written on July 18, 2010 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Sector IT

“No somos perfectos. Lo sabemos, lo sabéis. Y los teléfonos tampoco son perfectos”

En el sector de lo móviles y las nuevas tecnologías en general esta frase no resultaría especialmente llamativa. Los profesionales saben que una de las peculiaridades de trabajar con productos basados en software es que los errores y los parches para solucionarlos forman parte del ciclo de producción. También saben que sus clientes manifestarán distintos patrones a lo hora de hacer fila en una tienda para adquirir sus productos. Están los impulsivos teckies o early adopters, los pragmáticos o early majority, la gran masa o late majority, y la cola del pelotón o laggards.

Apple, quizá más que otros fabricantes, ha cambiado la curva con la que un producto se acepta en el mercado. Así ocurrió con el lanzamiento de su primer producto de teléfono móvil el iPhone. Y también ha pasado con su nueva versión, el iPhone 4. Estos modelos han alcanzado cifras millonarias en pocas semanas, igual que cualquier producto de gran consumo, aunque no lo sea.

La frase con la que empezaba este post cobra ahora relevancia porque ha sido dicha por Steve Jobs durante una rueda de prensa extraordinaria. Ha sido la salida de Apple a las críticas de la blogosfera que en las últimas semanas se han hecho eco de las quejas de los clientes del iPhone 4. ¿Un problema de antena? ¿Fallo de diseño o de software?

Los expertos han detectado que el teléfono deja de funcionar dependiendo de la forma en la que tu mano sujete el teléfono al hablar. Al parecer la probabilidad de que esto suceda es mayor si se coge con la mano izquierda. La solución a este problema no deja de ser hilarante: pegar un trozo de cinta aislante en la esquina inferior izquierda del teléfono móvil, como sugiere en su video Consumer Reports; o usar una funda, como propuso Steve Jobs durante su conferencia.

Algunos analistas se han apresurado a lanzar el mensaje de que el iPhone es un mal producto. Otras empresas de la competencia, por ejemplo Nokia, han optado por un oportuno comunicado sobre sus procesos de calidad de cliente. A mí me parecen unas manifestaciones excesivas, que pueden hacer olvidar algo muy importante: un buen producto, tecnológico o no, debe hacer feliz a los clientes. Y darles una solución. Cuando ese cliente se compra un coche, una lavadora,… o un smartphone. Porque cada vez más los clientes early adopter que adquieren productos tecnológicos forman parte de una mayoría con una voz muy definida. Sin ir más lejos, en este caso se trata de 3 millones de unidades vendidas en 3 semanas (siempre según cifras de Apple).

6
Jul

I was talking to Russel E. Perry, CEO of 123people, a successful Austrian-based start-up firm in the online people search market, about several topics: the advertising model, Internet and social network markets and technology as an asset. 123people has gone a long way in its short life. What is perhaps more impressive is this: they are making money out of searches and advertising. The business pitch of this company is that the emergence of social networks have made one out of three online searches people based. This is a video that explains their product. This is good for a starting point but when most of social networks are struggling to talk revenues, it makes sense to me to learn a bit about the how-to.

“Our competitors in the US raised more than 10mln USD in total, but could not prove the business case yet. The business there is strongly driven by ideas and Venture Capital. At this other side of the Atlantic, people and a strong business case are what matters”, Russell told me. He gave the example of 123people and how they reached positive cash flow in six months after foundation in 2008. Though the firm is offering it’s service in  US and Canada, it´s Europe where they´re making their bigger footprint. According to Russell, more than 40 million unique visitors use their page per month. This figure aggregates the statistics of its 12 local markets across Europe where 123people is present (Poland was the last market they´ve added).

The initial funding was led by Austrian VC Gamma Capital Partners under the hospice of the business incubator i5Invest.

An interesting fact about the growth of 123people is the focus on the local markets. To Russell, “technology (like our search engine) provides the instant outreach to internationalization”, but “our company reflects the markets and to us that means thinking of product and services”.

Russell is also very much focused on the audience. I´ve being hearing too many arguments on how valuable social networks are (and still see little money) that Russell explained how they see it. First, they attract people outside the teen-sites. Most of their users are over 20 years old, have high education and income and a strong online purchasing affinity. Secondly, they work with global, but also local partners on innovative display advertising.

I believe this firm has something in common with Yahoo who have motioned to a growth by local flavours in the last years. Although, the Yahoo story has its ups and downs. At least for 123people the outcome has been very positive. Last March 2010 the French Yellow Pages, PagesJaunes, made their acquisition. Being part of an established corporation will give Russell and their team financial muscle so that they can continue focusing on their plans for growth. Where is the pressure on now? Russell told me about the new rollouts of new features for their search engine and the extension of their freemium services for partners. I have the impression the advertising model is far from dead to them.

Finally I went on to talk on the privacy issue. I was surprised to hear 123people understands how the privacy issue is important for the whole internet industry. He told me other companies in the people search market use profiles, but they work with information which is already available through other networks. Not to mislead users is important especially when more of that information is being made public.

So, this is just the first episode for search technology as it will get more personalised and accurate in the future. We all have to be prepared for the new reality where control and managing our digital footprint will be key.

2
Jul

La web social y la privacidad: ¡Peligro!

Written on July 2, 2010 by Marta Domínguez in Innovación, Riesgos y Tecnología

En los últimos meses han aparecido una serie de productos que ponen en el centro de Internet a los amigos de un usuario para que sean ellos los que le guíen en la navegación en la Red, a través del ‘grafo’ social. Para las empresas es otra forma diferente de llegar a sus posibles clientes. Este tema lo he tratado con algo de detenimiento en un informe que acabo de publicar en Enter. Quizá la ventaja más clara de las nuevas herramientas de la Web social es la personalización de la experiencia online. El problema es que hablar de datos personales ya por si sólo genera confusión. ¿Es tu lugar de nacimiento público o privado? ¿Y tus contactos? Algo que se complica con las dosis de incertidumbre sobre la falta de control real que tiene el usuario sobre la información que se comparte.

Afirmar como Mark Zucherberg, fundador de Facebook, que “la privacidad ya no es una norma social”, puede que sea algo importante en los cambios que está viviendo Internet. Aunque este argumento es cuestionable. Pero creo que no es el primer camino para afrontar los cambios.

Actualmente las redes sociales han logrado desbancar a otras páginas en volumen de anuncios publicitarios. Según comScore, en el primer trimestre de 2010, en Estados Unidos, Facebook representaba el 16,2% con más de 176.000 millones de anuncios, por delante de Yahoo con 131.000 millones. Pero hay un aspecto importante: la confianza. Las acciones comerciales y publicitarias han funcionado en Internet bajo unas determinadas reglas, basadas en la identificación anónima del usuario, que han permitido crear un entorno de confianza para los usuarios. Quizá un cambio de esta envergadura no debería hacerse a la liguera…