Archive for December/2010

20
Dec

Hoy, en Expansión, Jordi Serra publica un articulo donde del punto de vista legal, critica las publicaciones hechas por wikileaks. Lo raro es que Jordi Serra se limita a venir con un montón de leyes, codigos, convenios y no se que mas cosas, y lo que a el se ha olvidado es el derecho a que todos como ciudadanos tenemos el derecho a saber lo que hacen nuestros gobiernos, la transparencia, y si nuestros gobiernos actuan de forma ética o no. Lo que le deria dar que pensar a Jordi Serra, no es solamente si las leyes se aplican, pero si las leyes son las adecuadas, porque las leyes se pueden cambiar, y están para mejorar las sociedades, y no solo para proteger a unos cuantos en nombre de su pais, o de sus trabajos. A mi que unos diplomaticos usen unas leyes para manipular a la opinión publica, para ocultar lo que hacen pues yo como ciudadano me indigna. Wikileaks ha demostrado que no todo lo que los diplomaticos hicieron es admisible, asi que no me venga a decir que la ley les protege, pues ellos deberian ser los primeros a dar a conocer a sus ciudadanos el juego sucio que muchas veces hacen. en la vida no todo vale, pues su argumento que de en algunos paises se incumplen las leyes de privacidad de los diplomaticos, se ha pregunta Jordi Serra cuantas leyes han incumplido los diplomaticos por sus actividades? Y que diga si el piensa que si es moralmente aceptable lo que han hecho algunos diplomaticos y empresas, como ejemplo de Pfizer en Africa.
Dar como excusa el incumplimento de una ley para ocultar mil otros incumplimientos, manipulaciones, fraudes, corrupción, etc. no me parece que sea lo mas adecuado. quizas algunas personas de derecho deberian plantearse otras formas de interpretar y legislar, usar la ley como arma de manternos a todos en la ignorancia no creo que sea el camino. principalmente cuando son los ciudadanos que pagan a los politicos y a los diplomaticos con nuestros impuestos.

16
Dec

Clouds, shoulders and Wikileaks

Written on December 16, 2010 by Marta Domínguez in The Global Business of Technology

Wikileaks case has proved that Internet is instrumental to run a business wherever your boss is (country, office or jail). A fast internet connection to keep their business, that of making information from the governments public to selected journalists, is sufficient. This is because the internet website is on the big shoulders of a group of interconnected servers, a diffuse concept which is being dubbed “the cloud”. Events and prosecution of Wikileaks CEO Assange by Swedish courts on a charge non-related to his enterprise endeavour did have an effect on the well functioning of Wikileaks when on December 1 Amazon turned the servers hosting Wikileaks material off their cloud (following a previous time of ongoing threats against major sites by pro-Wikileak activists)

Most companies and enterprises are not Wikileaks and then should be pretty safe that their correspondent clouds are doing their job safely and efficiently no matter what. Or should they worry?

Strikingly IT professionals seem to be unsure of all cloud services that their firms have. That is, if a crisis breaks they will be in hard trouble to put up together a plan about which services are affected and, most importantly, what the impact is in customer care, production of services, distribution, human operation or, even, employee daily activities.

Larger companies Amazon, Google or IBM, have made of security of data and availability high standards so that many firms in different sectors not necessarily technological can trust the piece of cloud they use from them. But it is the same in every part of the world? Are companies to expect the same level of service in other geographies outside US and Europe? When should multiple cloud protection be required?

The problem with this is sometimes the nebulose of the cloud may just hind other issues in the operation of that companies. For example which are the shoulders a business sits on.

10
Dec

En alguna ocasión he comentado en este blog los efectos negativos asociados a la privacidad y la publicidad. Sea como fuere, lo cierto es que hasta ahora la privacidad y la publicidad en el mundo digital habían recorrido sus propios caminos, sin pisarse el terreno.

Así, las políticas de privacidad en la UE se sustentan en el requisito de contar con el permiso previo del internauta. Sin embargo, se redactaron en 1995 cuando poco o casi nada se sabía sobre los nuevos modelos de negocio que las redes sociales o la Web 2.0 prometerían años más tarde. Y éste era el santo grial de la publicidad segmentada, es decir, la publicidad relevante y específica para cada uno de los millones de consumidores en el vasto mercado de Internet.

Las tecnologías actuales permiten no sólo el uso de cookies para registrar las páginas y el historial de navegación de los consumidores (en comparación con la publicidad contextual de Google), sino la asociación al perfil (e información) de las redes sociales. El usuario puede tener el control teórico de su información, ya que decide, por ejemplo, las páginas en las que se registra. Pero en la realidad, sabemos muy poco de qué información es compartida con qué páginas y, lo que es quizá más importante, con qué objeto.

En este contexto, me ha parecido interesante la iniciativa de la autoridad regulatoria FTC que está proponiendo estos días la instauración de un botón “Do not track” (no rastrear). Algo así como contar con una lista Robinson donde los internautas que no quieran que los anunciantes y las páginas Web en las que no se haya registrado previamente les muestren publicidad, puedan suprimirla.

Algunos responsables de negocios en Internet dudan que la existencia del citado botón tenga impacto significativo, ya que muchos internautas pueden simplemente obviar el botón. Otros, los anunciantes, han respondido con mensajes del posible impacto (negativo) en la oferta e innovación de contenidos libres.

Creo que el problema principal es que el sector de la publicidad en Internet no ha sabido autoregularse para adaptarse al mundo de las tecnologías. Después de todo, ellos deberían ser los más interesados en que la privacidad no obstaculice los nuevos modelos de negocio. Y los ciudadanos también tenemos derecho al olvido en Internet.

6
Dec

Paypal y su etica

Written on December 6, 2010 by José Esteves in Executive Master en Sistemas de Información

Paypal acaba de anunciar que dejará de prestar servicios a wikileaks porque la empresa esta compartiendo información ilegal..es curioso que ahora paypal, tal como amazon hace unos dias vengan con ética cuando las empresas han sido multadas varias veces por sus practicas poco eticas. por ejemplo en 2004, las autoridades de Nueva York han decidido multarle con 150.000 dólares por no devolver el dinero cuando el producto comprado con Paypal no llega al cliente. asimismo, tuvieron que pagar las costas de la investigación.
En Julio de 2010, ebay acaba de ser acusada de infringir una patente relacionada con el sistema paypal, la multa es de $3,8 mil millones de dolares! http://www.reuters.com/article/idUSTRE66C5MC20100713
creen los señores de paypal que infringir patentes es legal y ético?

1
Dec

e-democracia y Wikileaks

Written on December 1, 2010 by José Esteves in Executive Master en Sistemas de Información

Wikileaks en los últimos tiempos ha venido a demostrar las reales intenciones de muchos gobiernos en relación a la e-democracia y a la e-participación. Muchos politicos hablan de desarrollar la e-democracia pero al final en la mayoria de los casos todo no pasa de un simples golpe de marketing, o electoralista, y en algun caso gastar unos cuantos millones de euros en tecnologia por el lobby de alguna consultora o empresa informática, pero realmente no pretende potenciar la e-democracia, simplesmente alimentar el ego de algunos politicos y servir más como un canal mono-comunicacional que interactivo.
La base de la e-democracia es la transparencia, y no la tecnologia, y esto parece olvidarse a muchos politicos, Aunque muchos ahora quieran cerrar wikileaks, quizás no se dan cuenta que esto es solo el inicio de una nueva era, si cierran wikileaks, otras wikis o aplicaciones vendrán, porque lo que no se puede hacer es bloquear el derecho de los ciudadanos a saber las malas práticas que hacen y usan en politica, no se puede usar el argumento de la “seguridad nacional” para manipular la opinión publica y realmente satisfacer los intereses de unos cuantos. Los politicos deberian preocuparse más en cambiar su forma de trabajar y menos en “callar” o “bloquear” pues al final eso es contrario al concepto de democracia.