Archive for January/2011

27
Jan

Esta semana asistí (en streaming) a una interesante conferencia en Madrid (Fundación Telefónica) sobre el desarrollador para teléfonos móviles como profesión de futuro. La verdad es que las cosas pintan muy bien para desarrolladores, consultores y creativos del mundo móvil. Juegos, geo-posicionamiento, redes sociales, códigos BIDI, NFC (pago móvil)… Coincido con Salva Carrillo (CEO Mobile Dream y Pte. Mobile Marketing Association) cuando dice lo difícil que es elegir un área ante la ingente cantidad de oportunidades. Pero hay dos datos importantes que apoyan la alegría por los smartphones:

1- Estamos más conectados a Internet + móvil

Esto ya lo comentaba en el post anterior al hablar del informe sobre la sociedad digital. A nivel mundial hay más personas conectadas a un móvil que a Internet o a un teléfono fijo. Concretamente: fijo (20%), Internet (23%) y ¡móvil (67%)! Pero además, como destacó Paco Ruíz-Nicoli (CEO agencia Wantham) durante la conferencia, en España ya se lee en el móvil uno de cada tres correos; y uno de cada dos búsquedas se hace también por este medio.

2- Un negocio millonario con categoría de economía

En el 2010 las empresas que viven de la publicidad facturaron cifras muy significativas. Google fue curiosamente la quinta con 1.000 millones, Ebay ingresó 2.000 millones, Amazon unos 1.500 millones. Emarketer cifró los ingresos para Facebook en 1.8 billones, con un porcentaje muy importante correspondiente a fuera de EEUU. Es quizá uno de los pocos indicadores económicos positivos tras la crisis del 2008.

La única sombra que pueden tener los smatphones es debida precisamente a su propio éxito. Los problemas de colapso debido al tráfico de videos y otros contenidos que hemos visto en Internet pudiera repetirse también en el móvil. Y con ello reabrir el debate de la neutralidad de red.

Supongo que por si acaso, los operadores han puesto medios para curarse en salud. En Europa algunos de los más importantes han encargado un informe a AT Kearney para analizar el tema. A través del Financial Times he accedido a una de las gráficas del estudio.

Lo más interesante es ver la foto de los actores móviles que estarán y los que no. Así salen muy bien parados Google e iPhone. Pero Windows Mobile ni siquiera aparece.  ¿Significará esto que el mercado de móviles se va a simplificar y que no será necesario que las empresas desarrollen sus ofertas en tantos sistemas operativos diferentes?

25
Jan

Las aventuras entre Goldmansachs y Facebook parece que van a dar una nueva pelicula dedicada a la red social, al menos el argumento empieza a ser jugoso. La semana pasada con el lio de inversores americanos versus inversores no americanos y la floja gestión de la crisis causada por anunciar que los inversiores americanos no podian invertir en facebook, al final Goldmansachs no pudo ocultar que todo se debia a el mecanismo financiero que pretende usar, el “private placement” que le obliga a tener menos de 500 inversores americanos si lo quiere usar.
La segunda historia, tiene tambien que ver con que ahora Goldmansachs de repente empeiza a diseminar muchas noticias sobre facebook..principalmente las estimativas que Goldmansachas presuntamente andan anunciando en relacion al numero de usuarios de facebook, segun ellos son ya 600 millones. No se quien de Goldmansachs ha hecho el el analisis, peor quizas deberian saber que muchos usuarios tienen mas que una cuenta, algunos incluso llegan a tener tres, y no digo quien…y incluso habria que saber cuantos usuarios han creaod una cuenta y poco la usan (las dead accounts). Seria bueno hacer analisis mas fiables, y no intentar solo convencer a potenciales inversores con estimativas que al final despues estos van a decir que son los de TIC que han creado burbujas…

18
Jan

Lo que suma y lo que resta

Written on January 18, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología

España puede estar tranquila. Lo que pasa en el mundo, pasa en España. Y además es una buena noticia. El magnífico comunicado es éste: España está perfectamente integrada en la Sociedad de la Información; ha dejado atrás el pánico a ser clasificada con el resto de los países europeos y los deshonrosos puestos adjudicados en las estadísticas;  la sociedad se ha infundido de lo digital de una vez y por todas.

Esa es la foto que nos ha dejado la reciente presentación del último informe realizado por Fundación Telefónica sobre lo que ha sido la Sociedad de la Información en 2010. Un detallado informe que puede accederse o descargarse on-line (con esta interesante infografía de ReadWriteWeb).

Más allá de los grandes titulares, me he puesto a buscar los pequeños o grandes cambios que nuestra sociedad ha realizado. En algunos casos hemos sumado costumbres digitales. En otros casos las hemos restado.

Lo que suma:

  1. Más conectados a Internet: Casi 7 de cada 10 españoles nos conectamos a diario. El 20% de todas esas ocasiones lo hacemos ya con un teléfono móvil. ¿Para qué? Para visionar mucho video en streaming.
  2. Más virtuales: uno de cada dos internautas nos comunicamos a través de la redes sociales y tanto la ofimática como el entretenimiento las tenemos en la nube.
  3. Además, un Internet de las cosas: Hay más teléfonos que personas porque las cosas también se conectan a Internet: Las líneas M2M suben un 18.9% comparado con las líneas móviles tradicionales que “sólo” suben el 2,3%
  4. La participación electrónica responsable: Ya son 4 de cada 10 los que usamos la administración electrónica para pagar impuestos
  5. Conectados y móviles, ya sea portátiles o smartphones. Estos últimos han aumentado sus ventas un 90%
  6. Una frenética actividad digital en los segmentos de ciudadanos de 45 a 54 años

Lo que resta:

  1. Mandamos menos SMS. Lo han notado especialmente las operadoras que ingresan un 19,3%  menos por ellos.
  2. Nos interesa algo menos organizar un viaje, operar con nuestro banco o recibir cursos en Internet
  3. Hay más internautas pero la proporción de los que escriben sobre sus intereses en un blog no ha cambiado (8,4%)
  4. En general, seguimos optando por recurrir a las ventanillas de la administración para solicitar formularios o para pedir información. Además todavía son pocos los que usan el DNI electrónico (4,5%)

De todo ello, el acceso móvil a Internet y la disponibilidad de administración electrónica (con una utilización en este caso lejos de ser mayoritaria) son los dos factores que más han mejorado nuestra posición como ciudadanos digitales respecto a nuestros colegas europeos. Me cabe concluir que la propia sociedad ha hecho un gran esfuerzo por estar ahí. A pesar de que España no cuente todavía con un servicio garantizado que permita a cualquier usuario, incluidos las zonas rurales, acceder a Internet desde su casa (servicio universal de 1MB); la tarifa media por conectarse a Internet sea un 20% más cara que la media Europea; o que los terminales móviles estén menos subvencionados que en otros países. Me cuesta imaginar lo que podremos sumar en nuestro haber digital llegado el momento.

9
Jan

Segundas partes que (siempre) son buenas

Written on January 9, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

Que Steve Jobs haya sido elegido persona del año 2010 por el periódico económico Financial Times quizá no levante muchas cejas de sorpresa. Después de todo, el 2010 ha tenido dos temas principales de conversación, a saber: la economía y las nuevas tecnologías. Los economistas no han tenido precisamente un buen año. Tampoco muchas multinacionales, la mayoría de los gobiernos y un sinfín de pequeñas empresas. Sin embargo Apple, la empresa comandada por Steve Jobs, ha logrado colocarse como la segunda empresa más importante del mundo (sólo la petrolera Exxon la supera). La sorpresa (aquí es donde sugiero levantar las cejas) es ésta: el visionario Jobs ha revolucionado el mundo del PC con la segunda parte de las tabletas, un producto que el mago de Windows Bill Gates sacó hace diez años con poco acierto en la demanda, y que en manos de Apple ha tenido cifras de ventas millonarias.

El acerbo popular dice aquello de que “las segundas partes nunca fueron buenas”, aunque lo cierto es que en ciertas ocasiones sí lo son. De diferentes maneras. Por ejemplo, muchos de los productos tecnológicos que han funcionado mejor en las estanterías (mp3, iPod, netbooks…) son consumidos al principio por fieles seguidores de ciertas marcas. Pero son las marcas taiwanesas las que los convierten en productos de distribución masiva con un precio sensiblemente inferior.

El reto para las grandes marcas es sin embargo sacar algo que funcione de un producto que el mercado ha descartado porque no le ha visto utilidad, o bien porque el cliente no ha percibido ventaja alguna para comprarlo. Esto pasa también con ciertos proyectos en Internet.

España es quizá uno de los mercados de comercio electrónico más curiosos. Este año las grandes marcas de ropa (Zara, El Corte Inglés, Mango, Cortefiel) han abierto sus tiendas online siguiendo la estela de proyectos de Internet emprendedores en comercio electrónico de catálogos exclusivos (Buyvip, Privalia). Para algunas de las cadenas de moda como Mango se trataba de la segunda vez que se lanzaban a Internet.

Tanto los nuevos productos tecnológicos como los nuevos proyectos de Internet tienen que cumplir ciertas expectativas para que el cliente los compre y su uso se extienda como la pólvora. Se trata de reducir la brecha entre la sobre-valoración que los tecnólogos ponen en sus productos y la infravaloración (con frecuencia acompañada de incredulidad) con la que los consumidores acogerán cualquier cambio del status quo personal y social.

Desde el clima de suspense ante cada nuevo proyecto que crean los líderes iluminados, el diseño elegante y simple, la funcionalidad específica, hasta las ofertas exclusivas. Todo juega un papel en atraer a las tiendas, tradicionales o virtuales, colas de admiradores. He escuchado como aquellos que se ha comprado un iPad manifiestan semanas después que ya no conciben otra forma de leer su correo electrónico. Otros ya no se conectan a Internet con sus mini-portátiles porque con su iPad lo hacen mucho mejor. Los compradores compulsivos también han cambiado ir de tiendas por las millas de oro de las ciudades por las tiendas online como BuyVip porque su experiencia no les ha defraudado.

A partir de ahora habrá que reconsiderar eso de que las segundas partes nunca fueron buenas.