Archive for April/2011

14
Apr
14
Apr

La burbuja 2.0 y los buenos negocios

Written on April 14, 2011 by Marta Domínguez in Web 2.0

Recuerdo a compañeros míos relacionados con las tecnologías hablando de que un negocio que tenían entre manos podía ser bueno o malo. Con sus ingresos, sus beneficios y las condiciones que debían de darse en el mercado. Unos meses después, todo el mundo hablaba de modelos de negocio. La última década del siglo XX comenzaba con un interés inusitado por Internet. Cada día aparecía un nuevo negocio que era todo lo bueno que permitía la inventiva.

El uso del modelo de negocio como herramienta para convencer a los inversores llegó a corromperse hasta límites extremos. Estuviera claro o no, fuese viable o no, todas las empresas proclamaban: “mi negocio es bueno, ¡tengo un modelo de negocio!”. Los inversores no invertían en un proyecto: compraban “tu modelo de negocio”. Incluso se hacían muy buenos chistes con ello.

Hasta cierto punto resulta sorprendente que en diez años las burbujas que hemos vivido no hayan tenido nada que ver con Internet. Pero llegó la Web social que ha encandilado a millones de usuarios. ¡De nuevo los modelos de negocio!. Imaginemos que un día a Dilbert su jefe le ordena lo siguiente: “Tienes que crear un producto que haga creer a la gente que es amigo de gente fantasma”. Dilbert (y cualquiera de nosotros) va y le contesta que la idea es ridícula.

Dilbert.com

Pongamos que pasa el tiempo. Tres o cuatro años. ¿Podemos decir hoy que Facebook es un mal negocio? ¿Y Linkedin? ¿Y qué podemos decir de Zynga, creadora de pequeñas granjas de pollos y hortalizas que no existen?

En los datos sobre el beneficio por usuario de estas compañías 2.0 puede verse cosas muy interesantes:

Beneficio por usuario y año
Google: 19,4 $
The New York Times: 6,4 $; Xing: 7 $
Facebook: 3,2 $; Zynga: 3,1$
Twitter: 0,9 $
(El análisis lo ha realizado El País a partir de información de Spiegel Online)

Parece que Xing (con menor tamaño que Linkedin pero con un modelo comparable), Facebook, Zynga, y Twitter son capaces de rentabilizar su burbuja 2.0 en torno a la publicidad, en la que Google es el rey.

Otra cosa son las cantidades que han captado de los inversores para ampliar capital (sobre un paquete accionarial muy pequeño) y sobre las cuáles se han hecho estimaciones del total del valor accionarial si saliesen a bolsa. Esos cálculos arrojan por ejemplo cifras tan exageradas como valorar Facebook en !50 o 65 billones de dólares! No me parece real. Eso sí que creo que contribuye a crear una pequeña burbuja ficticia para otras compañías que explotan lo social, como la firma de cupones descuento de Internet Groupon. Además si algo está de moda, el efecto entre los inversores se contagia.

Una cosa buena que ayuda a normalizar la situación es el proceso de selección natural de los proyectos 2.0 en Internet. El caso de MySpace y otras redes que han desaparecido tras un tiempo de actividad lo confirma. Mientras, otros han salido reforzados, por ejemplo las redes locales nacionales en distintos países (Tuenti, Orkut…) que compiten con Facebook. Esos son al fin y al cabo los buenos negocios. En cuanto a las cifras millonarias de usuarios que se esgrimen como parte del negocio, también los operadores de telefonía móvil estuvieron en esa tesitura cuando su mercado despegaba. Después tuvieron que normalizar sus cuentas dejando de contabilizar los millones de usuarios-fantasma que no usaban realmente el teléfono…