Archive for December/2011

29
Dec

2012 y las predicciones sobre tecnología

Written on December 29, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Technology trends

Me ha resultado difícil no terminar hojeando en la Red algunas de las listas con predicciones para el 2012. Casi todas las publicaciones preparan la suya cuando se acerca el 31 de diciembre. Me parece igualmente complicado elaborar un conjunto de predicciones. Una cosa diferente son las tendencias, porque en esto no se trata de mirar una bola de cristal, sino poner un poco de orden en el enorme barullo en el que la abundante información nos tiene enterrados.

Entre las predicciones, he estado leyendo por ejemplo las que hacen desde Fastcompany. Y también me he estudiado la lista que Cnet ha publicado contando con la visión desde Silicon Valley, a través del inversor Marc Andreessen, del fondo de capital riesgo Andreessen Horowitz.

En la selección de Fastcompany he encontrado varias temáticas entre sus diez propuestas a triunfar en 2012. La que me ha parecido más destacada es la que se refiere al despegue de web social en la empresa, un tema que incluye la búsqueda de soluciones más eficientes y el empuje en el uso de herramientas colaborativas. Y que hace hincapié en la necesidad (por encima de las modas tecnológicas) con aviso incluido a los llamados a allanar el tortuoso camino de la adopción por parte de empleados.

Sin duda es una buena noticia para las empresas que se dedican a este sector, aunque me cuesta imaginar el escenario de acogida universal “del tipo que se dio en la actualización para el año 2000” que apunta el autor. Hace unos días he publicado un libro donde explico el fenómeno de la Web 2.0 en la innovación de empresas y negocios (el libro se titula “Innovación 2.0 en la empresa” y podéis encontrar más detalles en mi blog personal). En él recojo y explico varias de las iniciativas realizadas por grandes empresas en los últimos años. Desde mi experiencia, creo que a la web social es un valor en alza; pero también que la confusión sobre la aplicación de la filosofía de la Web 2.0 en la empresa añade dificultades a los propios retos inherentes a la colaboración, como explico en uno de los capítulos.

Leer sobre lo que se espera de la eficiencia en las comunicaciones de empresa a la vez que lo hacía sobre otro problema que seguirá empeorando, la sobrecarga de información de la era digital, me ha hecho pensar que está bien contar con iniciativas de contrapeso en la línea de la desconexión elegida. Por ejemplo, limitando el acceso al correo como hacen en Volkswagen.

En la clasificación para el 2012 que comparte Marc Andreessen sobresalen dos elementos principales: (1) la querencia por los smartphones, y (2) la vuelta de los mercados verticales. Para Marc, en el futuro sólo habrá una forma de “crear un negocio en cualquier dominio o categoría y darte servicio como cliente”: con un smartphone. Sin importar donde estés; en el mundo desarrollado o en el mundo en desarrollo. Así que Marc ve fácilmente no ya los tres billones de usuarios de móviles actuales sino ¡seis billones a escala global! Comparto con Marc la relevancia del móvil como medio de creación económica. Aunque creo que no hay que menospreciar el móvil simple. En importantes zonas de países en vías de desarrollo, la economía se sirve de los SMS (en ausencia del siempre conectado a Internet de los smartphones) para resolver problemas de forma revolucionaria. Por ejemplo, los móviles y los SMS son la base del desarrollo de una banca sin entidades financieras, y también de diversas formas de comercio electrónico en países como Kenia.

El futuro prometedor de los mercados verticales lo ponen ejemplos como Fab (en la Web), con el artículo de diseño del día, y Uber (app móvil), una forma diferente de hacer llegar hasta ti un coche con conductor cuando lo necesites. ¿Quién hubiera pensado hace unos años que aplicaciones tan singulares definidas para un mercado muy específico podrían tener salida? Parece que Marc sí, porque, de hecho, lleva tiempo invirtiendo en ellas.

En cualquier caso, el año que terminamo ha contado con no pocas sorpresas en cuanto a avances tecnológicos e innovación en modelos de negocio. Me he fijado concretamente en estas tres (son, a mi juicio, las que más conmoción han generado en 2011):

(1) Aviso a clientes bajo petición: Soluciones como Groupon y Foursquare ofrecen otra forma a los negocios y los comercios que no están en la Web (ni necesitan estar allí) de aprovecharse de Internet para llevar clientes a sus tiendas.

(2) Ajuste de precios en tiempo real: Un solo click en el smartphone y Amazon (con su nube) nos facilitan adquirir al instante los productos que estamos viendo en la tienda de la esquina siempre a un precio menor.

(3) El más serio competidor a Facebook en el apartado redes sociales: Google+, el único por el momento que ha logrado hacer sombra al gigante social.

Para mí estos tres fenómenos espectaculares irán mucho más allá de la fecha del calendario donde hicieron hito. Una idea de lo mucho que ciertos mercados se desarrollarán en los próximos doce meses.

4
Dec

La era post-PC según Amazon

Written on December 4, 2011 by Marta Domínguez in Sector IT, Technology trends

Leyendo la entrevista que Wired ha hecho a Jeff Bezos, el CEO de Amazon, y al que muchas voces claman ya como el nuevo gurú tecnológico de esta era (me incluyo en este grupo), se puede sacar una nueva lectura a la era post-PC que he realizado aquí en estos posts (La era post-PC. La era del cambio (I), La era del cambio (2ª parte) y Crea tu propio ecosistema).

Lo que tiene de nuevo la línea estratégica seguida por Bezos, respecto a la de otras compañías como Apple, Google o Microsoft es el diferente peso relativo que concede a los tres elementos fundamentales del modelo de computación post-PC:

  • El hardware (el dispositivo que el cliente sostiene en su mano),
  • El software (aplicaciones y motores de procesamiento) en la nube y
  • El contenido (videos, música, libros…).

Amazon, además de una empresa con grandes intereses en el mercado de contenidos, es la máquina Web que hace funcionar por ejemplo el portal americano líder en películas y video bajo demanda Netflix, la edición digital de The New York Times y los más de 3 millones de registros diarios de posición de los usuarios de la aplicación para móviles Foursquare. Según recoge la revista Wired, uno de cada cinco negocios que se mueven con computación en la nube se opera desde la nube de Amazon (AWS, Amazon Web Services).

De alguna manera, esta experiencia en la computación en la Web se ha trasladado también a la visión de producto de Amazon, también centrada en la nube. El elemento perdedor, el elemento que cede su protagonismo, por así decirlo, es el hardware.

Por eso la versión tableta del Kindle de Amazon, el Kindle Fire, queda a menudo doblegada en una comparativa de diseño, marketing y producto con un gran as del hardware como Apple y su iPad. Para el jefe de Amazon, sin embargo, no es esa una carrera en la que quiere participar, porque su fascinación está en otro lugar: los dispositivos, es decir el hardware, “son simplemente un modo de conectarnos directamente con los goodies que hay en el centro de datos de alguien… El Kindle Fire es un emblema de un mundo post-web”.

Para Amazon el apego de un usuario hacia su dispositivo carece de relevancia. Bezzos dice que cambiar de dispositivo no se diferencia en gran medida de sustituir la batería de una linterna. El peso de lo importante se pone en el software de la nube, en su capacidad superior de procesado, para hacer que el contenido aparezca en fracciones de segundo en el dispositivo que porta cada usuario. Lo que el dispositivo pierde en inteligencia (y Gigas de memoria para archivo local), lo gana la nube. Por ejemplo, Amazon regala a los usuarios 20 Gigas de memoria para música, que los usuarios pueden disfrutar mediante streaming.

Cuando se habla de la era post-PC como la simple sustitución del PC no es que se esté diciendo algo incorrecto sino que creo que se está dando una explicación raquítica. Porque como vamos viendo, la combinación de los elementos de hardware, software en la nube y contenido admite muy diversas lecturas.