Archive for the ‘Información y tecnología’ Category

28
Aug

El Terrible accidente de tren en Santiago de Compostela ha venido a poner en duda si el sistema de alta velocidad español es realmente tan seguro como siempre se ha vendido. la falta de accidentes puede llevar a la gente a creer erróneamente que los ferrocarriles son seguros.

Los trenes de alta velocidad son redes muy complejas que tienen algunos niveles de seguridad, pero, por desgracia, no es lo suficiente de lo que tiene que ser si no son implantados de forma adecuada. Las nuevas tecnologías pueden ayudar y mucho a minimizar los riesgos pero el problema es que se tiene que invertir en esos sistemas tecnológicos de monitorización y mitigación de riesgos. de cara a los ciudadanos y clientes de los ferrocarriles se debería ser transparente a la hora de publicar información sobre estas inversiones en tecnología que mejore la seguridad de estas redes de alta velocidad pues esto aumentaría la confianza en este servicio.

El accidente de Santiago de Compostela ha puesto en evidencia que quizás muchos de los sistemas tecnológicos no estaban implantados, ahora las entidades responsables tendrán que justificar porque no se ha invertido en estos sistemas y si su decisión fue una falta de estrategia de gestión de riesgos o una estrategia de reducción de costes evitando inversiones en estas áreas (infelizmente la seguridad en muchos de los casos nunca es algo estratégico hasta que un grave problema ocurre), o si es una mezcla de ambos!

Tambien habria que ver los pliegos de condiciones y las empresas que han participando en el desarrollo de las redes de alta velocidad, para verificar si han tenido en cuenta los sistemas de seguridad incluidos los sistemas tecnologicos de monitorización etc. o si ellas mismas para ganar estos concursos, no los han previsto para reducir costes y inversiones.

4
Jun

Me encontré con Marta Esteve en la reunión informal que siguió (en una conocida cervecería del centro de Madrid) a una conferencia más formal con un público formado por algunos de los nuevos proyectos web que (con mucha seguridad) próximamente podrían convertirse en algo revolucionario. No me refiero a ideas difusas en torno a una visión para cambiar el mundo. Hablo de la avanzada de innovadores, un conjunto de startups y sus emprendedores, que usan Internet y la tecnología para hacer aparecer nuevos servicios que transforman de manera significativa el mercado.

El proyecto de Marta se centra en la venta online de productos de alimentación, una categoría que ha sido poco relevante en el comercio electrónico en España. Hasta ahora. En 2012 decidió fundar con un equipo la plataforma de alimentación online Soysuper. Y en febrero de 2013 lanzaron una beta privada.

 

Marta Esteve, Co-fundadora de Soysuper

Marta Esteve, Co-fundadora de Soysuper

 

Marta Esteve sabe mucho del efecto que tiene Internet en la eliminación de los intermediarios que se sitúan entre los proveedores de servicios y los clientes. Antes fue la fundadora de Rentalia y co-fundadora de Toprural, dos marketplaces para hoteles y casas rurales respectivamente. Toprural llegó a facturar 4,4 millones de euros, con 46 empleados. Y en 2012 fue comprada por la multinacional HomeAway.

Después de esa primera cita informal, le hice varias preguntas por mail para que me hablara de la disrupción de Internet y el uso de Internet para instaurar modelos de venta directa entre las marcas y el consumidor, desde la perspectiva de su actual parcela, es decir, el renovado supermercado online.

 

Todavía tenemos que acudir al supermercado para hacer la compra de la semana…

Efectivamente la compra de alimentación online es uno de los últimos bastiones en pasarse al on-line. Hay un 12% de españoles que ya ha comprado alimentación online y bazar, pero es claramente inferior al 52% que compran online billetes de transporte en avión, tren o bus. A mi me parece como un “déjà vu” de otros sectores. La alimentación online todavía no se ha lanzado, pero ya comienza a entrever disrupción. Forrester prevé que en España llegaremos en cuatro o cinco años a ratios del 20% de compradores de alimentación online. Lo que no se sabe es hasta qué porcentaje llegará.

¿Qué les falta o les sobra a supermercados online como El Corte Inglés o Eroski?

Vienen del offline y todavía no han apostado fuerte por la venta por Internet. Sus webs son en general el hermano pobre de su circuito de distribución física. A menudo son lentas, difíciles de usar y algo incómodas para el usuario. Digamos que aún no han conseguido una experiencia del usuario satisfactoria. Por eso hemos creado Soysuper. Un nuevo tipo de supermercado: en un mismo sitio puedes hacer la compra en los supermercados online habituales. De momento incluimos Mercadona, Carrefour, Eroski, El Corte Inglés, Alcampo y Condis.

Por otra parte, estos supermercados necesitan centrarse en la logística para dar la mejor experiencia en la entrega de sus productos. Cosas como los gastos de entrega, la amplitud de horarios y la información sobre el estado del pedido son bastante mejorables. Por ejemplo, hay zonas donde sólo sirve pedidos un único supermercado; en otras zonas el servicio es muy dispar: unos entregan el mismo día, otros a los tres días. La hora también varía mucho. En cuanto a los gastos, estos pueden ir de 0 a 9,9 euros. En el supermercado online podríamos decir: “no time slots, no business” (sin horarios, no hay negocio)

 

Soysuper_cesta_ipad

 

Marcas como Coca Cola no han usado nunca la venta directa porque el modelo de la distribución (supermercado) era mejor para llegar a más gente. Ahora con una plataforma como SoySuper podrían disfrutar también de las ventajas del modelo de venta directa…

Algunas marcas de productos de gran consumo están empezando a ofrecer la venta directa de sus productos. Sin embargo, no dejan de ser iniciativas marginales. En alimentación los consumidores suelen querer comprar todos los productos en una sola compra. Y en un sólo sitio.

Ésta ha sido y sigue siendo la principal función de los supermercados: ofrecer un amplio surtido. En Soysuper vamos incluso más allá: tener todos los surtidos, de todos los supermercados, en un único lugar. El comprador puede elegir el supermercado en el que quiere acabar haciendo su compra. Por ejemplo: algunos son mejores en producto fresco, otros en perfumería y droguería; otros en variedad de surtido y otros en horarios y gastos de entrega.

Por otro lado, con los supermercados de por medio, las marcas han perdido el contacto con sus consumidores. Soysuper tiene distintos servicios que les permiten volver a acercarse a ellos y conocerles mejor. Sería algo lo más cercano posible a una venta directa.

¿Qué supone eso exactamente para una gran marca de alimentación?

Ver la realidad en el punto de venta y medir las diferentes acciones comerciales para poder adaptar la oferta y los precios a lo que el consumidor realmente quiere.

Alice.com, un comercio online para supermercados, que surgió de una startup y está implantada en varios países, se ha retirado de España. ¿Dónde está la masa crítica? ¿Por qué va a funcionar SoySuper?

Alice ha hecho un magnífico trabajo para ofrecer un buen servicio. Alice tenía en España almacén propio, inventario de productos y gestionaba la distribución de las ventas. Te enviaban la compra a tu casa.

Para que un negocio así resulte viable necesita un volumen muy grande de pedidos. Es difícil aguantar en el tiempo hasta llegar a ese volumen.

A diferencia de Alice, Soysuper no entra en la logística del envío. Remitimos el pedido al supermercado, que a su vez te envía la compra a casa. El no estar en la parte física de la distribución nos permite centrar los esfuerzos en la experiencia del usuario online. Y ofrecerle el mejor sitio para hacer su compra de alimentación por Internet.

 
Pienso en algo que me repitió Marta en su charla que me parece muy interesante. “Tenemos una importante plataforma tecnológica detrás”, me decía.  Pero no se trata de un debate tecnológico. Es una cuestión diferente: se trata de conocer las realidades particulares de quien es tu cliente. Y pueden ser diferentes en cada sector. Para finalizar, voy a hacerlo con una frase que Marta me apuntó:

Como advierte Steve Blank, las compañías que tienen problemas son aquellas que no entienden bien lo que quiere su cliente: Deja de perseguir el enamoramiento, la forma en la que tú crees que son las cosas, y empieza a perseguir la realidad, la forma en la que las cosas realmente son (“stop chasing the romance – the way you think things are, and start pursuing “the realities” – the way things actually are”).

 

Sobre la autora de este post:
Marta Domínguez es la fundadora de i-Thread Consulting. Creadora del proyecto Mi Startup Innova, enseña a los alumnos del IMBA en el IE el curso “Creating value from innovation for small businessess and entrepreneurs”. Durante cuatro años (2008-2011) escribió en el blog de tecnología del IE de forma asidua. Actualmente lo hace desde su blog, El hilo de Innovación.

29
Dec

2012 y las predicciones sobre tecnología

Written on December 29, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Technology trends

Me ha resultado difícil no terminar hojeando en la Red algunas de las listas con predicciones para el 2012. Casi todas las publicaciones preparan la suya cuando se acerca el 31 de diciembre. Me parece igualmente complicado elaborar un conjunto de predicciones. Una cosa diferente son las tendencias, porque en esto no se trata de mirar una bola de cristal, sino poner un poco de orden en el enorme barullo en el que la abundante información nos tiene enterrados.

Entre las predicciones, he estado leyendo por ejemplo las que hacen desde Fastcompany. Y también me he estudiado la lista que Cnet ha publicado contando con la visión desde Silicon Valley, a través del inversor Marc Andreessen, del fondo de capital riesgo Andreessen Horowitz.

En la selección de Fastcompany he encontrado varias temáticas entre sus diez propuestas a triunfar en 2012. La que me ha parecido más destacada es la que se refiere al despegue de web social en la empresa, un tema que incluye la búsqueda de soluciones más eficientes y el empuje en el uso de herramientas colaborativas. Y que hace hincapié en la necesidad (por encima de las modas tecnológicas) con aviso incluido a los llamados a allanar el tortuoso camino de la adopción por parte de empleados.

Sin duda es una buena noticia para las empresas que se dedican a este sector, aunque me cuesta imaginar el escenario de acogida universal “del tipo que se dio en la actualización para el año 2000” que apunta el autor. Hace unos días he publicado un libro donde explico el fenómeno de la Web 2.0 en la innovación de empresas y negocios (el libro se titula “Innovación 2.0 en la empresa” y podéis encontrar más detalles en mi blog personal). En él recojo y explico varias de las iniciativas realizadas por grandes empresas en los últimos años. Desde mi experiencia, creo que a la web social es un valor en alza; pero también que la confusión sobre la aplicación de la filosofía de la Web 2.0 en la empresa añade dificultades a los propios retos inherentes a la colaboración, como explico en uno de los capítulos.

Leer sobre lo que se espera de la eficiencia en las comunicaciones de empresa a la vez que lo hacía sobre otro problema que seguirá empeorando, la sobrecarga de información de la era digital, me ha hecho pensar que está bien contar con iniciativas de contrapeso en la línea de la desconexión elegida. Por ejemplo, limitando el acceso al correo como hacen en Volkswagen.

En la clasificación para el 2012 que comparte Marc Andreessen sobresalen dos elementos principales: (1) la querencia por los smartphones, y (2) la vuelta de los mercados verticales. Para Marc, en el futuro sólo habrá una forma de “crear un negocio en cualquier dominio o categoría y darte servicio como cliente”: con un smartphone. Sin importar donde estés; en el mundo desarrollado o en el mundo en desarrollo. Así que Marc ve fácilmente no ya los tres billones de usuarios de móviles actuales sino ¡seis billones a escala global! Comparto con Marc la relevancia del móvil como medio de creación económica. Aunque creo que no hay que menospreciar el móvil simple. En importantes zonas de países en vías de desarrollo, la economía se sirve de los SMS (en ausencia del siempre conectado a Internet de los smartphones) para resolver problemas de forma revolucionaria. Por ejemplo, los móviles y los SMS son la base del desarrollo de una banca sin entidades financieras, y también de diversas formas de comercio electrónico en países como Kenia.

El futuro prometedor de los mercados verticales lo ponen ejemplos como Fab (en la Web), con el artículo de diseño del día, y Uber (app móvil), una forma diferente de hacer llegar hasta ti un coche con conductor cuando lo necesites. ¿Quién hubiera pensado hace unos años que aplicaciones tan singulares definidas para un mercado muy específico podrían tener salida? Parece que Marc sí, porque, de hecho, lleva tiempo invirtiendo en ellas.

En cualquier caso, el año que terminamo ha contado con no pocas sorpresas en cuanto a avances tecnológicos e innovación en modelos de negocio. Me he fijado concretamente en estas tres (son, a mi juicio, las que más conmoción han generado en 2011):

(1) Aviso a clientes bajo petición: Soluciones como Groupon y Foursquare ofrecen otra forma a los negocios y los comercios que no están en la Web (ni necesitan estar allí) de aprovecharse de Internet para llevar clientes a sus tiendas.

(2) Ajuste de precios en tiempo real: Un solo click en el smartphone y Amazon (con su nube) nos facilitan adquirir al instante los productos que estamos viendo en la tienda de la esquina siempre a un precio menor.

(3) El más serio competidor a Facebook en el apartado redes sociales: Google+, el único por el momento que ha logrado hacer sombra al gigante social.

Para mí estos tres fenómenos espectaculares irán mucho más allá de la fecha del calendario donde hicieron hito. Una idea de lo mucho que ciertos mercados se desarrollarán en los próximos doce meses.

16
Nov

El fin de la Web (que conocemos)…

Written on November 16, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Web 2.0

Nos suena menos que las redes sociales, pero el grafo social es un concepto en alza, con valor para la generación de negocio en el mundo digital. Todo el fenómeno tiene su origen en la socialización de la Red de la que escribí hace no mucho un largo artículo. Que se hable de la ventaja económica del grafo social frente a la Web (de todos conocida) donde los links son ordenados por motores de búsqueda de empresas como Google, tiene mucha importancia para todas las empresas, pero especialmente para los emprendedores de negocios digitales. Cuando se abre un nuevo mercado es clave saber cómo se van a promocionar los productos y qué se va a hacer para atraer a los clientes.

Conocer la forma más extendida y habitual en la que los consumidores buscan y encuentran información en la Red es bueno, pero quizás lo es más utilizar la manera que es más efectiva. Sea o no la más habitual. Ahí es donde entra en juego el grafo social y las aplicaciones sociales.

Uno de nuestros emprendedores digitales más internacionales me sirve de ejemplo. Miguel Angel Díez Ferreira es el fundador de Red Karaoke, un negocio de entretenimiento digital de canciones y karaokes para cantantes amateurs y aficionados a la música. La clave de un proyecto como el suyo es generar viralidad y que haya muchos usuarios activos, porque una parte de su negocio está en los servicios Premium y otra en la publicidad. Ellos se han dado cuenta de lo siguiente: es más rentable cambiar el foco de la inversión en marketing, desde la Web tradicional hacia una mayor dedicación al grafo social y la Web 2.0:

“En lugar de dedicar un 80% a aplicar las recomendaciones SEO… optamos por… dar el salto a plataformas fuera de la Web”

“El tráfico ha crecido, pero en plataformas que Trends o Alexa no recogen porque están fuera de la Web… Nuestra facturación creció… en el último año y medio, y el número total de usuarios activos en el conjunto de nuestros servicios se multiplicó por dos”

Todavía hay más. ¿Qué pasa si en lugar del pay per click se usa una nueva métrica, por ejemplo, “amigos de”? Nielsen ha medido el efecto del grafo social y ha encontrado que: “Añadir el nombre de un amigo, foto, o recomendación a un anuncio hace que la gente recuerde el doble el mensaje del anuncio, y multiplica por cuatro la probabilidad de hacer una compra”.

Una de las críticas que todos hacemos a la Web 2.0 es que, con frecuencia, la parte dedicada a las expectativas supera la cubierta por los resultados claros y concretos. Pero el ejemplo anterior es diferente. Con esto la Web 2.0 sí que ofrecería una ayuda específica para que un negocio digital siga creciendo. Claro que, al mismo tiempo, supondría el fin de la hegemonía con la que cuenta el negocio de la Web que conocemos: la compra de palabras para el posicionamiento en buscadores.

28
Oct

Definición de experto en nuevas tecnologías

Written on October 28, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología

Con el título de experto en nuevas tecnologías pasa igual que cuando hace años alguien te mostraba su tarjeta de visita con las palabras “Product Manager” escritas en el anverso: podía significar todo o nada. Todo dependía de la libre interpretación que le diera la persona que sujetara la tarjeta en las manos.

Sólo hace falta ojear el periódico digital, la prensa escrita o los perfiles que cuelga la gente en Internet (en redes como LinkedIn, Twiter, e incluso, Facebook), para ver que el conocimiento que destaca, y de largo, es el siguiente: experto/a en NNTT, es decir, ampliamente ducho/a y competente en todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías.

Acabo de hacer una clasificación, a vuela pluma, de todo el talento que abarca el término tecnología. Los tres apartados tienen que ver con el nivel de interés que la destreza en el conocimiento que ahí incluyo suscita en cualquier interlocutor:

(1) Ostracismo – Tecnologías de la información, sistemas de información para la empresa, informática y redes, arquitecturas de red, computación en la nube…

(2) Intermedio – empresas de Internet, comercio electrónico, empresas de software para móviles…

(3) Glamour y pompa – redes sociales y blogs, inteligencia y analítica de la Web, marketing online, Google ad sense, networking, gestión de comunidades en línea, (community managers), periodistas digitales, comunicadores digitales, la nube, marca personal, editor de contenidos para smartphones/iPads…

Si te consideras alguno de estos profesionales, ¿en qué clase de experto en nuevas tecnologías te incluyes? ¿En qué grupo te gustaría estar y por qué? ¿Qué nuevos términos añadirías a la lista anterior? Al final, todo esto tiene mucho que ver con la percepción de los demás. Es decir, todos vosotros.

6
Oct

D.E.P

Written on October 6, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

Es difícil encontrar alguien que haya creado un impacto de una magnitud tan grande en la sociedad, la industria tecnológica y la economía en general.

Una mente que logró convertir los productos de “frikis” de la empresa del logo de la manzana en artículos “guays”.

Si tuviera que resumirlo en una frase, diría que su mayor conquista fue difundir o extender el “socialismo” de la “elegancia sofisticada pero simple” en la tecnología con la que nos comunicamos, socializamos y trabajamos.

Lo hizo a través de dispositivos a los que bautizó con nombres más bien discretos, sólo precedidos por una “i” icónica –iPod, iPhone, iPad– con millones de usuarios-fan en todos los países del mundo en apenas unos pocos años.

Pero sobre todo, dio un impulso tremendo a la innovación en la forma en la que nos comunicamos en la era digital y en la evolución de las industrias relacionadas como la musical.

Abrió nuevas brechas y empujó a que otros también lo hicieran. Eso es algo sobresaliente que todos, incluidos los que no hemos comprado ninguno de sus “i-artículos”, todavía debemos reconocer.

30
Sep

Crea tu propio ecosistema

Written on September 30, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología

Crear un “ecosistema” es la moneda más habitual que manejan los estrategas de las compañías tecnológicas en la defensa del argumento que explica la era post-PC como algo más que la era móvil. “En días como hoy, si tu sólo creas un dispositivo, es difícil que logres éxito”, matiza Jeff Bezos desde Amazon. En este contexto deben entenderse los recientes anuncios del nuevo Kindle de Bezos – más barato y simple que el anterior, pero con posibilidades de funciones y servicios improbables con su predecesor –, pero también la noticia que habla de que Intel, el rey de los chips (eso sí, cuando los PC dominaban la industria) tendrá su propio sistema operativo.

El camino hacia un ecosistema resuena como una idea agradable, que sugiere halagüeños negocios.  Pero también implica una cruz: la de nuevos obstáculos a los que hay que prestar atención debida. Cosas que no son un problema cuando se trabaja con piezas físicas, como en la fabricación de un dispositivo. ¿Y cuáles son las cuestiones más comunes que se pueden encontrar en la concepción de un ecosistema? Permitidme decantarme por estas tres:

(1) Afrontar una privacidad ascendente

El ecosistema del que estamos hablando es como una red que atrapa parte de los ratos de trabajo y ocio de un individuo. El individuo “cede” a esa red el derecho para hacerse cargo de transacciones donde viaja mucha información sobre los servicios y contenidos que está disfrutando.  Así es como funcionan los servicios en la nube gracias al software. Para el gestor del ecosistema, todo esto supone que deben manejar la privacidad de esos datos en magnitudes que antes no hubiera considerado. Además de asegurar la conformidad con las leyes comunitarias (en la UE) sobre el tema.

(2) Interpretar el concepto de propiedad

Un dispositivo es un elemento hardware que compramos y llevamos encima. Los servicios que nos proporciona un ecosistema en la nube son virtuales. No adquirimos algo que automáticamente pasa a ser parte de nuestras propiedades y objetos queridos. Hay que conjugar otro verbo diferente a comprar: como alquilar o conseguir.

(3) Formar un mercado solvente

Al igual que un mercado de valores no es nada sin liquidez, un ecosistema se desarrolla de forma satisfactoria sólo si es solvente: es decir, tiene la oferta de contenidos suficiente para que el mercado funcione. Las empresas como Amazon llevan años trabajando y negociando con proveedores los contratos y sus cláusulas de servicio. Entrar en una nueva región implica un trabajo de campo previo muy importante. Hay que trabajar con derechos de la propiedad intelectual, intermediarios y creadores. Y todo eso lleva tiempo.

14
Sep

Amazon.es y los espasmos

Written on September 14, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Sector IT

La convulsiva reacción a la irrupción de un nuevo competidor de la mano de Internet se parece a lo que ocurre cuando alguien (con poder sobre nosotros) nos pilla con los deberes sin hacer. La visita no anunciada del director general de la región en un momento en que la división nacional sobrevive a trancas y barrancas. Un control sorpresa en el primer día del curso que además contará en la calificación final. ¡Ya lo tenemos!: aparecen los calambres y arcadas de un nerviosismo que no podemos evitar.

La apertura hoy mismo de amazon.es ha desatado los peores espasmos entre los distribuidores y las tiendas de grandes superficies cuya tranquila vida se fundamentaba en aquello de “Ojos que no ven, corazón que no siente”.

Ni era ni es ningún secreto que amazon (en sus versiones .us y .uk) y otras Web de comercio electrónico son el destino principal de los consumidores españoles (en detrimento, salvo escasas excepciones, de webs con origen en España) por una inmejorable combinación de productos y servicios ofrecidos (en especial la atención recibida). Pero no se quería ver más allá.

El evento de esta mañana (hora española) ha hecho surgir toda una cohorte de agoreros que pronostican el fin del mercado de la distribución en las áreas de librería, productos electrónicos, y también del hogar (esto último gracias a la inauguración simultánea de otra Web estadounidense alice.com). Yo prefiero la actitud positiva de un experto patrio en el mundo del comercio electrónico, Rodolfo Carpentier, que ve en la competencia algo muy beneficioso para que el mercado se ponga las pilas. ¡Adiós espasmos!

23
Jul

Lecturas – Verano 2011

Written on July 23, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología

Siempre se dice que la tecnología es aquello que todavía no funciona (una fina ironía de Danny Hillis). Lo nuevo que está por venir o lo viejo que tenemos que hacer funcionar. En definitiva, realidades quizá no exploradas aún. Esta incertidumbre tan volátil también ha condicionado los modelos y filosofías de gestión y las generaciones de expertos que nos lo cuentan en sus libros.

Por eso, en esta temporada veraniega mis recomendaciones van enfocadas a conocer lo mejor en cada una de estas tres categorías:

Los nuevos gurús

Los gurús del siglo XX

El experto intemporal

“Vivo en el futuro y esto es lo que veo”. Está escrito por Nick Bilton, periodista en The New York Times y autor del blog Bits, es la incorporación que hago al grupo de nuevos gurús. El libro tiene una curiosa mirada a nuestro pasado más reciente para recordar las opiniones de miedo que despertaron inventos como el teléfono, la televisión o el ferrocarril. Y a partir de ahí ser capaz de entender el futuro de Internet. Nick se pasó por España hace poco e hizo una entrevista.

“El futuro del management”, de Gary Hamel. Quizá uno de los gurús de estrategia más importantes desde hace varias décadas (su libro más sobresaliente sigue siendo Competing for the future, del que fue co-autor en ¡¡1994!!!). Entonces su foco en la tecnología eran los ejemplos de empresa industrial de los 90 (como la automovilística). Ahora ha renovado la mirada estratégica para incorporar la Web social y explicar lo que significa ser una empresa 2.0.

Finalmente, un clásico entre los clásicos: “Small is beautiful”. Nadie mejor que Schumacher para hacernos pensar sobre la economía, la tecnología y la sostenibilidad. Un libro pequeñito como el título, pero con mucho fundamento divulgador.

1
Jul

Parece que este verano se ha puesto de moda las billeteras móviles. El pago por el móvil no es nada nuevo conceptualmente hablando. Pero sí lo es que esté en la calle y sea conocido por el transeúnte común. Eso es precisamente lo que está pasando ahora: al acto habitual de tomar un café se ha unido el de pagar enseñando el móvil.

La clave está en encontrar un método de pago que deje contentos a tiendas e intermediarios. Pero sobre todo que facilite el cambio de comportamiento de los consumidores hacia la nueva billetera. Y con esas mimbres cada cuál se ha puesto a la tarea.

Las diferencias principales entre las distintas alternativas son dos: el corto o el largo plazo, y la filosofía utilizada.

Así, los operadores, olvidados ya proyectos como Mobipay (una solución española cerrada en 2009 que durante 8 años promovieron operadores de telefonía móvil y grandes bancos) están ocupados en los planes de desarrollo de una nueva tecnología: NFC (Near Field Contact). A un lado y otro del charco están surgiendo como setas las alianzas para crear un estándar propio. Vodafone, O2 y Everything Everywhere lo han hecho en Inglaterra. Y Verizon, AT&T con T-Mobile en el lado americano. Aunque los consumidores tendremos que esperar para tener algo en nuestros bolsillos.

Pero el negocio del móvil tiene más gente compitiendo por meter el pie. Por ejemplo las empresas que explotan la publicidad en el móvil o aquellas que gestionan la parte social de nuestro uso móvil. Eric Schmidt ha apostado muy fuerte por su servicio Google Payments en un intento por hacerse con el sprint por un estándar de pago.

Pero los que por ahora están ganando las partidas son otros. Lo hacen con lo que se ha dado en llamar el modelo de las tarjetas de café (the coffee card model). ¿Cómo? Abogando por fortalecer la conexión con el cliente más que por las tecnologías. Uno de cada cinco operaciones en las tiendas de Starbucks en EEUU se paga con la tarjeta de puntos usando un móvil. Aplicaciones disponibles en la App Store a las que se han añadido ahora la descarga desde Android Market lo hacen posible. Y no son los únicos: Paypal acaba de colaborar con Pizza Express para crear una aplicación similar para el mercado inglés.

El punto fuerte de  su modelo es la fidelización: “No se trata de añadir ingresos incrementales, sino de conseguir mayor fidelidad”, afirma el Director de Plataformas móviles y emergentes de Starbucks.

Si les funciona a las tiendas, la pregunta será entonces ¿Por qué esperar a la tecnología NFC cuando una aplicación móvil me trae los clientes a la puerta y además salen encantados? Que conste que no soy cafetera.

1 2 3 35