Posts Tagged ‘Innovación#8217;

9
Jan

Segundas partes que (siempre) son buenas

Written on January 9, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

Que Steve Jobs haya sido elegido persona del año 2010 por el periódico económico Financial Times quizá no levante muchas cejas de sorpresa. Después de todo, el 2010 ha tenido dos temas principales de conversación, a saber: la economía y las nuevas tecnologías. Los economistas no han tenido precisamente un buen año. Tampoco muchas multinacionales, la mayoría de los gobiernos y un sinfín de pequeñas empresas. Sin embargo Apple, la empresa comandada por Steve Jobs, ha logrado colocarse como la segunda empresa más importante del mundo (sólo la petrolera Exxon la supera). La sorpresa (aquí es donde sugiero levantar las cejas) es ésta: el visionario Jobs ha revolucionado el mundo del PC con la segunda parte de las tabletas, un producto que el mago de Windows Bill Gates sacó hace diez años con poco acierto en la demanda, y que en manos de Apple ha tenido cifras de ventas millonarias.

El acerbo popular dice aquello de que “las segundas partes nunca fueron buenas”, aunque lo cierto es que en ciertas ocasiones sí lo son. De diferentes maneras. Por ejemplo, muchos de los productos tecnológicos que han funcionado mejor en las estanterías (mp3, iPod, netbooks…) son consumidos al principio por fieles seguidores de ciertas marcas. Pero son las marcas taiwanesas las que los convierten en productos de distribución masiva con un precio sensiblemente inferior.

El reto para las grandes marcas es sin embargo sacar algo que funcione de un producto que el mercado ha descartado porque no le ha visto utilidad, o bien porque el cliente no ha percibido ventaja alguna para comprarlo. Esto pasa también con ciertos proyectos en Internet.

España es quizá uno de los mercados de comercio electrónico más curiosos. Este año las grandes marcas de ropa (Zara, El Corte Inglés, Mango, Cortefiel) han abierto sus tiendas online siguiendo la estela de proyectos de Internet emprendedores en comercio electrónico de catálogos exclusivos (Buyvip, Privalia). Para algunas de las cadenas de moda como Mango se trataba de la segunda vez que se lanzaban a Internet.

Tanto los nuevos productos tecnológicos como los nuevos proyectos de Internet tienen que cumplir ciertas expectativas para que el cliente los compre y su uso se extienda como la pólvora. Se trata de reducir la brecha entre la sobre-valoración que los tecnólogos ponen en sus productos y la infravaloración (con frecuencia acompañada de incredulidad) con la que los consumidores acogerán cualquier cambio del status quo personal y social.

Desde el clima de suspense ante cada nuevo proyecto que crean los líderes iluminados, el diseño elegante y simple, la funcionalidad específica, hasta las ofertas exclusivas. Todo juega un papel en atraer a las tiendas, tradicionales o virtuales, colas de admiradores. He escuchado como aquellos que se ha comprado un iPad manifiestan semanas después que ya no conciben otra forma de leer su correo electrónico. Otros ya no se conectan a Internet con sus mini-portátiles porque con su iPad lo hacen mucho mejor. Los compradores compulsivos también han cambiado ir de tiendas por las millas de oro de las ciudades por las tiendas online como BuyVip porque su experiencia no les ha defraudado.

A partir de ahora habrá que reconsiderar eso de que las segundas partes nunca fueron buenas.

3
Nov

Como crear innovación con resultados positivos (última parte)

Written on November 3, 2010 by Marta Domínguez in Innovación, Web 2.0

Esta es la segunda parte de la entrevista con Aurora Garal, la co-fundadora de Worthidea, hablando sobre la creación de innovación en las empresas. Si en la primera parte Aurora nos contaba qué pasos debe seguir una empresa para empezar a trabajar con innovación, ahora nos concreta algunos de los elementos más prácticos para pasar a la acción.

6 ¿De dónde salen las ideas?

Según diversos estudios, las ideas que propician las principales innovaciones empresariales surgen de tres fuentes: empleados, partners y clientes.

Los empleados son los que mejor conocen el funcionamiento de los procedimientos internos de la empresa y pueden tener grandes ideas para optimizarlos. Por otro lado, los clientes  consumen los productos y saben lo que les gusta y lo que no. Así que ¿quiénes mejor que ellos para saber cómo deberían evolucionar los productos?

7  El problema es cuando alguna de las fuentes de ideas, por ejemplo, los clientes, no están canalizadas. ¿Cuál es la historia de Lego?

 La historia de Lego está relacionada con su producto ‘Mindstorms’: un juego de robótica para niños y adultos, que mediante los clásicos bloques de Lego y una serie de componentes electrónicos y sensores permite hacer auténticas virguerías.

Este producto fue desarrollado, desde su lanzamiento a mediados de los 90 hasta 2001, de forma totalmente cerrada en las oficinas danesas de Lego. Tras unos años iniciales para el producto esperanzadores, este no acababa de despegar. Y su continuidad estaba en entredicho. Fue entonces cuando Søren Lund, el director de MindStorms, miró al exterior y se dio cuenta de cómo cientos de usuarios, que no recibían de Lego los componentes y diseños que deseaban, se habían puesto ellos mismos a construirlos.

Auténticas innovaciones para el producto se estaban desarrollando fuera de las oficinas de Lego sin saberlo.

Hay que decir que Lego supo reaccionar perfectamente a esta situación, y empezó a colaborar estrechamente con estos usuarios avanzados. Estos participan en la evolución de Mindstorms y Lego pone a su disposición recursos de la empresa, lo cual ha provocado el gran relanzamiento del producto.

Sin embargo otras muchas empresas no reaccionan igual de bien ante estas situaciones. En vez de aprovechar este impulso innovador externo lo que hacen es intentar reprimirlo. Ha habido casos de empresas que han llegado a demandar a estos usuarios innovadores.

8. ¿Cuáles son los elementos clave de una cultura que fomente la innovación?

Hay muchos factores y nos darían para llenar una nueva entrevista.

En general, una cultura que fomenta la innovación es aquella que no promueve el miedo al fracaso, sino que motiva a los empleados a pensar ideas nuevas y desarrollarlas.

Todos tenemos en mente el ejemplo de Google que da a sus empleados un 20% de su tiempo para desarrollar proyectos propios, pero no es necesario llegar a extremos como ese para tener una cultura de la innovación. Debe ser una cultura que de cierta libertad al empleado para que pueda contribuir en aquellos proyectos o áreas de la empresa que realmente le apasionen.

Se deben habilitar mecanismos y canales para que todos los trabajadores puedan participar en la innovación de la empresa, migrando del tradicional enfoque top-down (poder en manos de pocos que mandan desde arriba) a un enfoque botton-up (de las capas más bajas en las estructuras organizativas más cercanas a los clientes).

Y no sólo es importante dotar a la organización de los mecanismos y canales adecuados, sino que el desarrollo de un buen plan de comunicación e incentivos es clave para lograr el compromiso de toda la organización y el reconocimiento de los desarrollos que se vayan alcanzando.

 Por último, y no por ello menos importante, internamente se deben definir los procesos necesarios para el procesamiento de toda la innovación, así como unas métricas que nos permitan medir los resultados.

9 ¿Se deben incentivar las ideas?

 Se debe incentivar sin duda. Involucrar en los procesos de ideación a los empleados, e incluso a los clientes.

Las empresas que han implantado con éxito un sistema de gestión de ideas han visto compensada con creces su inversión. Tanto por el desarrollo de nuevas innovaciones, disruptivas y evolutivas, como por la involucración y fidelización que consiguen de sus empleados y clientes. 

10 ¿Cómo se gestiona la propiedad intelectual de las ideas?

La propiedad intelectual de las ideas es un tema complejo. En España, simplificando, para poder adquirir cualquier patente o derecho es imprescindible acompañar esa idea de un prototipo o diseño detallado.

Normalmente cuando un cliente da una idea a una empresa no llega a ese nivel de detalle, por lo que la idea que da no está protegida.

Las ideas que los empleados ceden en sistemas de la empresa son propiedad de la empresa. Pero, en cualquier caso, la empresa debe tener un procedimiento que valide que no existe ninguna patente relacionada en el mercado. Esto es independiente de que  la patente sea de la persona que dio la idea u otra persona diferente, ya que existe la creatividad paralela.

 Por este motivo es fundamental una gestión ágil de las ideas, para poder evaluar y priorizar las ideas rápidamente, y así poder llegar lo antes posible a la fase de adquirir la patente, en los casos que esto sea necesario, ya que muchas veces las ideas proporcionan mejoras que ni siquiera son patentables.

26
Oct

Cómo crear innovación con resultados positivos (Parte I)

Written on October 26, 2010 by Marta Domínguez in Innovación, Web 2.0

La semana pasada tuve la oportunidad de hablar con Aurora Garal, co-fundadora y CEO de Worthidea sobre la creación de innovación en las empresas.

Esta es la primera parte de la entrevista

1. Siempre que se habla de innovación hay mucha desinformación. Los propios informes sobre innovación no son claros. Por ejemplo, un porcentaje muy alto de las innovaciones son debidas a pequeños cambios o mejoras en productos ya existentes, frente a innovaciones disruptivas como la aplicación de ciertas tecnologías o nuevos materiales ¿Qué opinión tienes al respecto?

Normalmente, las innovaciones en un cierto campo siguen un ciclo continuo.

Todo comienza con una fase de innovación disruptiva, la cual suele surgir de nuevos avances en campos científicos o tecnológicos, que permite el lanzamiento de productos o servicios muy diferentes a los que hubiera hasta entonces.

Tras ese momento se llega a la fase de las innovaciones evolutivas, en la cual sobre esos productos o servicios lanzados se hacen pequeños (o no tan pequeños) cambios que maximizan su eficiencia.

Ambas fases son imprescindibles, y es por eso que la innovación en I+D, que propicia el surgimiento de las innovaciones disruptivas sigue siendo fundamental. Las evolutivas sin las disruptivas acabarían desapareciendo: porque ¿cuánto más se puede mejorar una escoba?

2 ¿Qué problemas más típicos presenta la innovación abierta y el crowdsourcing en las empresas?

La innovación abierta y el crowdsourcing son fenómenos relativamente nuevos, y como tales muchas empresas son aún reticentes a emplearlos.

Hay empresas que han organizado sus procesos de innovación de una cierta forma durante décadas, y no les apetece cambiar a las primeras de cambio.

Es, sobre todo, un tema de mentalidad. Ciertos departamentos de innovación  son muy reticentes al cambio. Aunque, esto en sí, suene a paradoja. Otras empresas simplemente no están seguras del valor que le pueden dar o tienen miedo por si al abrir este canal supusiera abrir una ventana para que les critiquen.

Por otro lado, una vez que implantas estás culturas necesitas una buena herramienta que te ayude en la gestión posterior de todo el conocimiento. Por ejemplo: Dell al lanzar DellIdeaStorm tuvo a los 2 meses miles de ideas de clientes que no eran capaces de gestionar, al no tener una herramienta adecuada para ello.

 Sin embargo, por nuestra experiencia, una vez se deciden a dar el paso no se arrepienten.

3 ¿Sobre qué aspectos habría que hacer más hincapié y quién debería hacerlo?

 Es importante hacer ver a las empresas que tanto sus clientes como sus empleados están cada vez más capacitados, y que disponen de herramientas como para poder contribuir eficientemente.

Son muchos los casos de clientes que se autoorganizan para evolucionar los productos de la empresa sin involucrar a ésta, como es el conocido caso de Lego.

El camino es aportar los canales de comunicación adecuados para trabajar codo con codo con estas personas, ayudándoles, motivándoles y recompensándoles. De esta forma, estas personas se sienten plenamente desarrolladas y la empresa se beneficia de tener cientos o miles de colaboradores.

También sería bueno que las empresas se decidieran a publicar cifras y experiencias en este sentido para que salten al mercado casos de éxito. Siemens hace poco publicó que el año pasado ahorró 1 Millón de euros gracias a las ideas de sus empleados para mejorar la eficiencia de sus procesos.

Pero todavía la mayor parte de nuestros clientes nos siguen pidiendo anonimato. Y es que no olvidemos que la innovación que tratamos impacta directamente en la visión más estratégica de la empresa.

4 ¿Cómo se empieza a trabajar con ideas y qué empresas, si es que hay diferencias por sectores, lo hacen más? 

 Para empezar a trabajar con ideas lo primero es adquirir una cultura de innovación que motive y recompense la aparición de ideas en la empresa. Un sistema de gestión de ideas será fundamental, pero sin la cultura de innovación no serviría de nada.

Se piensa de forma equivocada que los sectores con profesionales con una mayor formación, como empresas de telecomunicaciones o tecnológicas, son los que obtienen mejores resultado trabajando con las ideas. Sin embargo hemos visto que eso es totalmente falso.

No importa a qué se dedique la empresa ni los conocimientos que requiera. Mientras que esa empresa tenga empleados que realicen un cierto trabajo, dichos empleados tendrán ideas de cómo optimizarlo. Igualmente, si esa empresa tiene clientes que consumen unos productos, dichos clientes tendrán ideas de cómo mejorarlos. Así de sencillo.

5. ¿Qué cosas no deben hacer  las empresas para garantizar el éxito de sus iniciativas de innovación?

El error más habitual es que  no se consiga involucrar al público destinatario en los sistemas de innovación. Es imprescindible explicar correctamente el objetivo de la iniciativa y lo que se espera de cada persona.

El empleado debe ver esto no como una tarea más, adicional a su carga habitual, sino como una oportunidad para expresarse y participar de una forma activa en el futuro de su empresa. Algunos clientes no saben cómo y nos piden que les ayudemos en el proceso inicial.

27
Jul

Uno de los titulares de las últimas semanas es que, por primera vez, la venta de libros electrónicos ha superado al papel. Claro que hay ciertos matices en esta noticia. Primero, el dato proviene de la tienda en Internet Amazon. Y segundo, una de las líneas de negocio de esta compañía es la venta de su lector de libros electrónicos, el kindle, en un mercado que se ha visto dinamizado con la aparición de otro producto: el iPad de Apple.

Sea en formato electrónico o en el clásico impreso, me he permitido traer aquí tres recomendaciones que ayudarán a renovar modelos durante este verano, tanto a nivel personal como empresarial:

Una vuelta a la imaginación infantil para reflexionar sobre los valores empresariales y personales en el mundo globalizado. ¿Es posible hacer las cosas de otra manera como líderes empresariales?

  • Y Google, ¿cómo lo haría?, de Jeff Jarvis.

¿Es Google la única empresa que sabe hacerlo bien en Internet? De nuevo la imaginación para plantearse cómo serían las compañías que conocemos si éstas aplicaran las nuevas reglas de una nueva época: la de Internet. Te puedes descargar gratis el primer capítulo.

  • Tiempo ¿muerto? Para innovar, de Dusko Ivanovic y Jose Luis Larrea.  

 El deporte como excusa para reflexionar sobre la evolución en las empresas de mano de la innovación.  

 Un compendio de “lagartijas”, término acuñado por el  autor para referirse a ciertos líderes del mundo corporativo, con los que el autor se ha topado en los últimos veinticinco años y que son un anexo a su libro Lichpins. En inglés.

Felices reflexiones. Feliz verano.

 

5
May

El móvil y la innovación revolucionaria

Written on May 5, 2010 by Marta Domínguez in Innovación, Technology trends

Es de todos conocidos que la telefonía móvil es un suculento negocio. Y que las grandes empresas de Internet y los fabricantes de ordenadores están diversificando sus líneas de negocio para poner un pie en el mundo móvil. Ya sea Google con su sistema operativo, Apple con sus teléfonos y tabletas; ya sea Dell o HP con su entrada en la venta de teléfonos móviles inteligentes (HP ha anunciado recientemente la compra de la empresa que fabricaba las Palm).

Lo curioso es que el móvil también es el futuro en otras partes del mundo. Lo leía en este artículo hace unos días, donde hablaban de otro renacer del móvil, pero el vulgar y corriente, en los países emergentes con unos resultados sorprendentes en cuanto a innovación.  También en cuanto a negocio.

Por menos de 25 dólares para el móvil y a un céntimo por minuto o un céntimo por mensaje, los clientes de la compañía india Reliance Communications pueden buscar trabajo, cobrar su sueldo o transferir dinero. En India como en otros países en desarrollo se da la ironía de que hay ya más móviles que retretes: 564 millones de abonados frente a 366 millones de sanitarios. En Africa, las compañias PesaPal y M-Pesa también han visto crecer exponencialmente el número de abonados. En este caso, el móvil se ha convertido en un sustituto de la oficina bancaria.

De vuelta al primer mundo, durante los últimos diez años hemos hablado de móvil e innovación revolucionaria en muchas ocasiones. A saber (he añadido fechas aproximadas a cada hito): los teléfonos 3G en 2001, la Blackberry y los  smartphones en 2004, el iPhone en 2008, los lectores de libros de tinta electrónica, las redes sociales en el móvil y  los netbook (con conexión móvil) en 2009 y el iPad en 2010. Algunas de ellas no se han traducido en nuevos consumidores, sino que han sido productos de reemplazo de versiones anteriores. La pregunta que me surge es si lo que hemos llamado innovación revolucionaria en efecto lo es.

20
Mar

Sun: ¿se terminó la innovación?

Written on March 20, 2009 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Sector IT

Esta semana tenemos un ejemplo de que las empresas tecnológicas tienen cash, aunque su valor en bolsa esté muy por debajo de lo que su negocio debiera conceder. IBM parece estar en acuerdos avanzados para la compra de SUN. Terminaría así la historia de una de las perlas innovadoras de Silicon Valley, que en sus 27 años de vida ha dado a luz, entre otros, a uno de los lenguajes de programación más utilizado en Internet y móviles: Java.

El negocio de ambas empresas se mueve en torno a tres ejes: software, servicios y servidores. La suma de los negocios de servidores consolidaría a la firma resultante como líder. Sin embargo, no es el hardware lo que da dinero. La venta de servidores corporativos se ha convertido en un commodity, que con la crisis ha visto caer aún más sus precios. Para SUN, ésa ha sido una de las causas de la situación en la que se encuentra ahora. ¿Qué tiene SUN para ofrecer?

Read more…

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept