Posts Tagged ‘marcas#8217;

9
Jan

Segundas partes que (siempre) son buenas

Written on January 9, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

Que Steve Jobs haya sido elegido persona del año 2010 por el periódico económico Financial Times quizá no levante muchas cejas de sorpresa. Después de todo, el 2010 ha tenido dos temas principales de conversación, a saber: la economía y las nuevas tecnologías. Los economistas no han tenido precisamente un buen año. Tampoco muchas multinacionales, la mayoría de los gobiernos y un sinfín de pequeñas empresas. Sin embargo Apple, la empresa comandada por Steve Jobs, ha logrado colocarse como la segunda empresa más importante del mundo (sólo la petrolera Exxon la supera). La sorpresa (aquí es donde sugiero levantar las cejas) es ésta: el visionario Jobs ha revolucionado el mundo del PC con la segunda parte de las tabletas, un producto que el mago de Windows Bill Gates sacó hace diez años con poco acierto en la demanda, y que en manos de Apple ha tenido cifras de ventas millonarias.

El acerbo popular dice aquello de que “las segundas partes nunca fueron buenas”, aunque lo cierto es que en ciertas ocasiones sí lo son. De diferentes maneras. Por ejemplo, muchos de los productos tecnológicos que han funcionado mejor en las estanterías (mp3, iPod, netbooks…) son consumidos al principio por fieles seguidores de ciertas marcas. Pero son las marcas taiwanesas las que los convierten en productos de distribución masiva con un precio sensiblemente inferior.

El reto para las grandes marcas es sin embargo sacar algo que funcione de un producto que el mercado ha descartado porque no le ha visto utilidad, o bien porque el cliente no ha percibido ventaja alguna para comprarlo. Esto pasa también con ciertos proyectos en Internet.

España es quizá uno de los mercados de comercio electrónico más curiosos. Este año las grandes marcas de ropa (Zara, El Corte Inglés, Mango, Cortefiel) han abierto sus tiendas online siguiendo la estela de proyectos de Internet emprendedores en comercio electrónico de catálogos exclusivos (Buyvip, Privalia). Para algunas de las cadenas de moda como Mango se trataba de la segunda vez que se lanzaban a Internet.

Tanto los nuevos productos tecnológicos como los nuevos proyectos de Internet tienen que cumplir ciertas expectativas para que el cliente los compre y su uso se extienda como la pólvora. Se trata de reducir la brecha entre la sobre-valoración que los tecnólogos ponen en sus productos y la infravaloración (con frecuencia acompañada de incredulidad) con la que los consumidores acogerán cualquier cambio del status quo personal y social.

Desde el clima de suspense ante cada nuevo proyecto que crean los líderes iluminados, el diseño elegante y simple, la funcionalidad específica, hasta las ofertas exclusivas. Todo juega un papel en atraer a las tiendas, tradicionales o virtuales, colas de admiradores. He escuchado como aquellos que se ha comprado un iPad manifiestan semanas después que ya no conciben otra forma de leer su correo electrónico. Otros ya no se conectan a Internet con sus mini-portátiles porque con su iPad lo hacen mucho mejor. Los compradores compulsivos también han cambiado ir de tiendas por las millas de oro de las ciudades por las tiendas online como BuyVip porque su experiencia no les ha defraudado.

A partir de ahora habrá que reconsiderar eso de que las segundas partes nunca fueron buenas.

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept