Posts Tagged ‘Steve Jobs#8217;

6
Oct

D.E.P

Written on October 6, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

Es difícil encontrar alguien que haya creado un impacto de una magnitud tan grande en la sociedad, la industria tecnológica y la economía en general.

Una mente que logró convertir los productos de “frikis” de la empresa del logo de la manzana en artículos “guays”.

Si tuviera que resumirlo en una frase, diría que su mayor conquista fue difundir o extender el “socialismo” de la “elegancia sofisticada pero simple” en la tecnología con la que nos comunicamos, socializamos y trabajamos.

Lo hizo a través de dispositivos a los que bautizó con nombres más bien discretos, sólo precedidos por una “i” icónica –iPod, iPhone, iPad– con millones de usuarios-fan en todos los países del mundo en apenas unos pocos años.

Pero sobre todo, dio un impulso tremendo a la innovación en la forma en la que nos comunicamos en la era digital y en la evolución de las industrias relacionadas como la musical.

Abrió nuevas brechas y empujó a que otros también lo hicieran. Eso es algo sobresaliente que todos, incluidos los que no hemos comprado ninguno de sus “i-artículos”, todavía debemos reconocer.

20
May

La era post-pc. La era del cambio (i)

Written on May 20, 2011 by Marta Domínguez in Sector IT, Technology trends

Cuando estudiaba en la universidad la informática se hacía en ordenadores personales. Sólo había PCs. Eran sorprendentes aunque muchas veces sólo se usaran para escribir. A medida que nos encaminamos hacia Internet, las redes y las tiendas virtuales la gente empezó a utilizar otras tecnologías. Móviles, smartphones, tablets y netbooks. Y los ordenadores empezaron a ser menos necesarios. De hecho, esta transformación conduce a algo que ya está en marcha. La era post-PC.

El problema es que no sabemos muy bien qué es ese algo.

Porque nadie ha dado una definición. Antonio Ortíz en Xataca por ejemplo aclarara lo que la era post-pc es y no es.  Pero probablemente hay mucho más. Si observamos lo que están haciendo las grandes empresas de Internet y Tecnología tendremos algunas pistas interesantes. En este post voy a introducir algunas de las ideas que creo que  explican el cambio puesto en marcha con la era post-PC.

¿Un futuro sólo móvil? Ya se venden más smartphones que ordenadores. El propio Steve Jobs bautizó la era post-PC al marcarla con el lanzamiento del primer iPad en 2010. Lo que algunos han tomado en sentido literal para afirmar que el futuro es “sólo” móvil.

¿La muerte de lo físico por lo virtual? Ni CDs de música, ni paquetes de software, ni películas de video. Hemos dejado de ir a establecimientos para comprar estas cosas. Vamos a una tienda de aplicaciones que nos lleva a algún lugar de Internet. Hacerlo sentado en el sofá con una tableta o de pie con un iPhone o con un smartphone es lo de menos. Los nuevos establecimientos se llaman App Store, Android Market o Amazon Store. Sus propietarios son los nuevos gigantes de la informática: Apple, Google, Amazon… En cuanto a los canales de distribución ahora son infraestructuras tecnológicas en forma de plataforma software; cuya relevancia viene dada por el número de Partners y proveedores que deciden trabajar y desarrollar aplicaciones en ellas.

¿Tecnologías que permiten ver el mundo? Para escuchar música, para navegar, para alzar tu voz, para informarte, para compartir con el grupo…  Con una pantalla táctil o una nueva interfaz gráfica o un dispositivo ultraligero. Las tecnologías desaparecen del ambiente porque lo que importa es lo que hace el usuario con su entorno natural. Algo muy cercano a la computación ubicua.

Creo que hablar sólo de sustitución del PC es quedarse corto en cuanto a la transformación que se está produciendo. Las empresas como Amazon, HP, Google, IBM y Microsoft también lo saben y eso explica algunos de los planes que están llevando a cabo. Seguiré escribiendo sobre ello en el próximo post.

3
Mar

No voy a hablar del nuevo iPad

Written on March 3, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología

¿Ha defraudado la nueva creación de Steve Jobs o no? ¿Van a cambiar rápidamente a la nueva versión los que ya disponían de uno o no? Pues supongo que habrá seguidores para lo uno y para lo otro. Me he propuesto no hablar del nuevo iPad. En su lugar permitidme una pequeña reflexión para las empresas y negocios que han considerado, o están considerando, esta tecnología para promover el Internet móvil en sus planes corporativos.

A veces la pompa de las presentaciones de las grandes compañías (y algunas trabajan la expectación de manera sobresaliente) tiene el efecto derivado de confundirnos: vemos, o esperamos ver, cambios revolucionarios donde a lo mejor sólo hay mejoras a un producto.

Lo primero tiene que ver con entender nuevos patrones de uso de los consumidores finales para adaptar el diseño de los servicios relacionados con nuestra marca o nuestra actividad productiva.

Con el primer iPad lanzado hace apenas 11 meses se ha abierto una era post-PC. Se trata de una segunda pantalla a la que se accede de forma instantánea. En un PC hay que esperar a arrancar un sistema operativo. En un netbook o en un smartphone también, aunque menos. Esta diferencia ha abierto el mercado a las tabletas de muchas otras marcas (la Playbook de RIM y la Galaxy de Samsung son sólo algunas de las que se presentaron en el Congreso Mundial de Móviles de febrero en Barcelona). Están diseñadas para una forma de atención en la que los usuarios están en el sofá de su salón y no en su mesa de oficina. Por ejemplo, me ha gustado la aplicación que el canal ABC proporciona a los seguidores de su serie Anatomía de Grey y que combina en la pantalla del iPad el contenido disponible con el capítulo que se esté viendo.

Ese es el verdadero cambio revolucionario. El resto son mejoras que harán que el rendimiento sea aún mejor. Pero mejor que lo presente el propio Steve Jobs.

9
Jan

Segundas partes que (siempre) son buenas

Written on January 9, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

Que Steve Jobs haya sido elegido persona del año 2010 por el periódico económico Financial Times quizá no levante muchas cejas de sorpresa. Después de todo, el 2010 ha tenido dos temas principales de conversación, a saber: la economía y las nuevas tecnologías. Los economistas no han tenido precisamente un buen año. Tampoco muchas multinacionales, la mayoría de los gobiernos y un sinfín de pequeñas empresas. Sin embargo Apple, la empresa comandada por Steve Jobs, ha logrado colocarse como la segunda empresa más importante del mundo (sólo la petrolera Exxon la supera). La sorpresa (aquí es donde sugiero levantar las cejas) es ésta: el visionario Jobs ha revolucionado el mundo del PC con la segunda parte de las tabletas, un producto que el mago de Windows Bill Gates sacó hace diez años con poco acierto en la demanda, y que en manos de Apple ha tenido cifras de ventas millonarias.

El acerbo popular dice aquello de que “las segundas partes nunca fueron buenas”, aunque lo cierto es que en ciertas ocasiones sí lo son. De diferentes maneras. Por ejemplo, muchos de los productos tecnológicos que han funcionado mejor en las estanterías (mp3, iPod, netbooks…) son consumidos al principio por fieles seguidores de ciertas marcas. Pero son las marcas taiwanesas las que los convierten en productos de distribución masiva con un precio sensiblemente inferior.

El reto para las grandes marcas es sin embargo sacar algo que funcione de un producto que el mercado ha descartado porque no le ha visto utilidad, o bien porque el cliente no ha percibido ventaja alguna para comprarlo. Esto pasa también con ciertos proyectos en Internet.

España es quizá uno de los mercados de comercio electrónico más curiosos. Este año las grandes marcas de ropa (Zara, El Corte Inglés, Mango, Cortefiel) han abierto sus tiendas online siguiendo la estela de proyectos de Internet emprendedores en comercio electrónico de catálogos exclusivos (Buyvip, Privalia). Para algunas de las cadenas de moda como Mango se trataba de la segunda vez que se lanzaban a Internet.

Tanto los nuevos productos tecnológicos como los nuevos proyectos de Internet tienen que cumplir ciertas expectativas para que el cliente los compre y su uso se extienda como la pólvora. Se trata de reducir la brecha entre la sobre-valoración que los tecnólogos ponen en sus productos y la infravaloración (con frecuencia acompañada de incredulidad) con la que los consumidores acogerán cualquier cambio del status quo personal y social.

Desde el clima de suspense ante cada nuevo proyecto que crean los líderes iluminados, el diseño elegante y simple, la funcionalidad específica, hasta las ofertas exclusivas. Todo juega un papel en atraer a las tiendas, tradicionales o virtuales, colas de admiradores. He escuchado como aquellos que se ha comprado un iPad manifiestan semanas después que ya no conciben otra forma de leer su correo electrónico. Otros ya no se conectan a Internet con sus mini-portátiles porque con su iPad lo hacen mucho mejor. Los compradores compulsivos también han cambiado ir de tiendas por las millas de oro de las ciudades por las tiendas online como BuyVip porque su experiencia no les ha defraudado.

A partir de ahora habrá que reconsiderar eso de que las segundas partes nunca fueron buenas.

12
Feb

El oráculo de Jobs

Written on February 12, 2010 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Technology trends

¿Qué tienen las nuevas creaciones de Steve Jobs, como él mismo las califica, que llevan aunque sin obligarnos a una expectación tan grande y tan universal? Al pre-lanzamiento del iPad, el nuevo tablet de Apple, no le ha faltado el frenesí de impresiones desde los más variados ámbitos. Como revisión tecnológica no puedo estar más de acuerdo con Wired: “es un iPhone gigante que no sirve para llamar por teléfono”. O que las tablets ya existían en el mercado sin pena ni gloria, caídas en el olvido con el exitoso tren de los netbook de hace un par de años.
¿Cuál es la diferencia entonces? Que en el caso de Jobs (más que el de Apple) la oportunidad de ofrecer algo nuevo se asocia a un hito revolucionario. Jobs es la versión actualizada del antiguo oráculo de Delfos: cuando él dice que algo funciona y que es diferente, sus clientes le creen. Y tampoco le faltan detractores, baste recordar la fría respuesta de los analistas en el lanzamiento del iPod y después del iPhone. Con el primero revolucionó la forma de escuchar y consumir música. Con el segundo, cambió el panorama del consumo en el móvil, con miles de aplicaciones.
¿Y qué dice el oráculo para el iPad?: Jobs dice que funciona y que es diferente; y el sector editorial y de medios le cree. No he hablado de sus clientes. Y es que en este caso la promesa de algo nuevo y diferente parece ser la única tabla de salvación para empresas como The New York Times, el Times, y tantos otros medios (ver portada del 30 de enero en The Economist), cuyos modelos actuales publicitarios tienen una escasa viabilidad económica. Lo que probablemente no vean es que la salvación no está solo en esta tabla, sino en un modelo de consumo online soportado por cuantas tablas haya, ya sean iPad, ebooks, netbooks, etc, mejor irá.

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept