Posts Tagged ‘tecnología#8217;

29
Dec

2012 y las predicciones sobre tecnología

Written on December 29, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Technology trends

Me ha resultado difícil no terminar hojeando en la Red algunas de las listas con predicciones para el 2012. Casi todas las publicaciones preparan la suya cuando se acerca el 31 de diciembre. Me parece igualmente complicado elaborar un conjunto de predicciones. Una cosa diferente son las tendencias, porque en esto no se trata de mirar una bola de cristal, sino poner un poco de orden en el enorme barullo en el que la abundante información nos tiene enterrados.

Entre las predicciones, he estado leyendo por ejemplo las que hacen desde Fastcompany. Y también me he estudiado la lista que Cnet ha publicado contando con la visión desde Silicon Valley, a través del inversor Marc Andreessen, del fondo de capital riesgo Andreessen Horowitz.

En la selección de Fastcompany he encontrado varias temáticas entre sus diez propuestas a triunfar en 2012. La que me ha parecido más destacada es la que se refiere al despegue de web social en la empresa, un tema que incluye la búsqueda de soluciones más eficientes y el empuje en el uso de herramientas colaborativas. Y que hace hincapié en la necesidad (por encima de las modas tecnológicas) con aviso incluido a los llamados a allanar el tortuoso camino de la adopción por parte de empleados.

Sin duda es una buena noticia para las empresas que se dedican a este sector, aunque me cuesta imaginar el escenario de acogida universal “del tipo que se dio en la actualización para el año 2000” que apunta el autor. Hace unos días he publicado un libro donde explico el fenómeno de la Web 2.0 en la innovación de empresas y negocios (el libro se titula “Innovación 2.0 en la empresa” y podéis encontrar más detalles en mi blog personal). En él recojo y explico varias de las iniciativas realizadas por grandes empresas en los últimos años. Desde mi experiencia, creo que a la web social es un valor en alza; pero también que la confusión sobre la aplicación de la filosofía de la Web 2.0 en la empresa añade dificultades a los propios retos inherentes a la colaboración, como explico en uno de los capítulos.

Leer sobre lo que se espera de la eficiencia en las comunicaciones de empresa a la vez que lo hacía sobre otro problema que seguirá empeorando, la sobrecarga de información de la era digital, me ha hecho pensar que está bien contar con iniciativas de contrapeso en la línea de la desconexión elegida. Por ejemplo, limitando el acceso al correo como hacen en Volkswagen.

En la clasificación para el 2012 que comparte Marc Andreessen sobresalen dos elementos principales: (1) la querencia por los smartphones, y (2) la vuelta de los mercados verticales. Para Marc, en el futuro sólo habrá una forma de “crear un negocio en cualquier dominio o categoría y darte servicio como cliente”: con un smartphone. Sin importar donde estés; en el mundo desarrollado o en el mundo en desarrollo. Así que Marc ve fácilmente no ya los tres billones de usuarios de móviles actuales sino ¡seis billones a escala global! Comparto con Marc la relevancia del móvil como medio de creación económica. Aunque creo que no hay que menospreciar el móvil simple. En importantes zonas de países en vías de desarrollo, la economía se sirve de los SMS (en ausencia del siempre conectado a Internet de los smartphones) para resolver problemas de forma revolucionaria. Por ejemplo, los móviles y los SMS son la base del desarrollo de una banca sin entidades financieras, y también de diversas formas de comercio electrónico en países como Kenia.

El futuro prometedor de los mercados verticales lo ponen ejemplos como Fab (en la Web), con el artículo de diseño del día, y Uber (app móvil), una forma diferente de hacer llegar hasta ti un coche con conductor cuando lo necesites. ¿Quién hubiera pensado hace unos años que aplicaciones tan singulares definidas para un mercado muy específico podrían tener salida? Parece que Marc sí, porque, de hecho, lleva tiempo invirtiendo en ellas.

En cualquier caso, el año que terminamo ha contado con no pocas sorpresas en cuanto a avances tecnológicos e innovación en modelos de negocio. Me he fijado concretamente en estas tres (son, a mi juicio, las que más conmoción han generado en 2011):

(1) Aviso a clientes bajo petición: Soluciones como Groupon y Foursquare ofrecen otra forma a los negocios y los comercios que no están en la Web (ni necesitan estar allí) de aprovecharse de Internet para llevar clientes a sus tiendas.

(2) Ajuste de precios en tiempo real: Un solo click en el smartphone y Amazon (con su nube) nos facilitan adquirir al instante los productos que estamos viendo en la tienda de la esquina siempre a un precio menor.

(3) El más serio competidor a Facebook en el apartado redes sociales: Google+, el único por el momento que ha logrado hacer sombra al gigante social.

Para mí estos tres fenómenos espectaculares irán mucho más allá de la fecha del calendario donde hicieron hito. Una idea de lo mucho que ciertos mercados se desarrollarán en los próximos doce meses.

7
May

La tecnología es algo más que tecnología

Written on May 7, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología

La tecnología de información y la que nos permite comunicarnos es algo que ha penetrado en nuestras vidas de manera asombrosa. Se publican muchos informes que nos hablan de la evolución de una u otra tecnología. Sobre la variación en el equipamiento tecnológico de empresas y de la sociedad. Pero ¿cómo influye el avance de la conectividad a Internet, la penetración del móvil, la banda ancha o los sistemas de información en el desarrollo económico de una región? ¿Qué hace que un país se califique en los primeros puestos frente a otro que aparece en puestos más modestos?

Según el Informe Global de Tecnologías de la Información GITR, un informe anual que Insead elabora conjuntamente con el Foro Económico mundial, el mejor resultado de las TIC en la economía de un país tiene que ver con al menos seis factores: el incremento en el uso de las tecnologías, la ayuda política o financiera de los gobiernos, la facilidad de crear una nueva empresa, la cultura propia del país, la facilidad para atraer talento externo, o de desarrollar las capacidades científicas del país…

Es curioso ver que países del Golfo, por un lado, y Singapur, por otro, están en la lista del GITR por las políticas que sus gobiernos han favorecido para el acceso a las nuevas tecnologías. Aunque en el caso de los países árabes el avance se encuentre con la contradicción de las libertades sociales. Y Singapur lleve dos años consecutivos en la segunda posición de la lista. O que el incremento del uso del móvil en India, donde cerca del 70% de la población tiene un móvil, se vea reflejado en su PIB. O que cuatro de los cinco países europeos de la lista sean todos nórdicos. O que ningún país de Latinoamérica entre en la lista.

Me puedo imaginar la complejidad que tiene preparar un informe de este tipo. Decenas de índices económicos, de consumo tecnológico, y otros tantos para establecer el nexo de unión entre ellos, con hipótesis que pueden ser más o menos fáciles de entender. Análisis de este tipo son muy interesantes para crear perspectivas sobre lo que nos depara el futuro.

Porque uno de los problemas de la tecnología es que a menudo se banaliza: “la tecnología es sólo sacar una nueva después de otra”. Y eso deja poco sitio a pensar nada más…

18
Feb

Chinnovation y la carrera mundial por innovar

Written on February 18, 2011 by Marta Domínguez in Información y tecnología, Innovación

El hecho de que China empiece a tener, a escala económica, un protagonismo propio (primero fue su músculo financiero y ahora su tamaño como potencia económica) ha hecho saltar la alarma en muchos países. ¿Por qué está China ganándonos en la carrera por la innovación? Ahora que es segunda potencia mundial (tras desbancar a Japón) pareciera que, de repente, la respuesta a esa pregunta sea acuciante.  No sólo para gobiernos sino para muchos líderes empresariales.

¿Hay una forma China de innovar? La hay y se llama (Ch)innovation. Podríamos decir que responde a una curiosa combinación de 1) recursos financieros, 2) habilidades teóricas (se doctoran 100.000 científicos cada año en la Academia China de Ciencias), y 3) emprendimiento. Por ejemplo, según el último informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) lidera con una tasa de expectativa de crear empresas, con más de 19 empleados, a todos los demás países.

En un artículo de Innovation Management he encontrado las ocho claves de la innovación “hecha en China”. Son las siguientes:

  1. Foco en ingresos. Primero se demuestra que hay ingresos y después se invierte.
  2. Rapidez para llevar los negocios de una etapa a la siguiente de crecimiento, sea la salida a bolsa, la ampliación de la cadena de logística o incrementar las ventas con procesos de prototipado increíblemente rápidos.
  3. Flexibilidad en adaptarse a los requisitos del cliente. Se cambia de requisitos las veces que haga falta.
  4. Reproducción (sin prejuicios) de productos y modelos de negocio (estos son los “copy-cats”) que ya hayan funcionado antes. Si funcionó con esta empresa, también funcionará con nosotros.
  5. Competencia feroz que obliga a los empresarios a distinguirse de otros copy-cats. Por ejemplo una red social como Facebook origina al día siguiente más de 20 páginas similares. Para sobrevivir deben ingeniárselas.
  6. Las prohibiciones del gobierno chino sobre la vida y las propiedades de sus ciudadanos hace que sus empresarios sean más creativos. Un ejemplo curioso: como en el campo sólo se permite una lavadora, un emprendedor ideó un electrodoméstico que permite lavar no sólo ropa, sino también las hortalizas.
  7. Mezcolanza de ideas, zonas geográficas y otros sectores, más que inventar por inventar.
  8. Materias primas.

Así pues, no se trata sólo de procesos de producción a bajo coste como pudiéramos creer. Aunque sí es esa la única forma en la que nosotros, los occidentales, pensaríamos para poder seguir el modelo con sus ocho claves.

Entre tanto, a este otro lado del mundo leo que Obama se ha reunido con los directivos de Apple, Microsoft, Twitter,… para mejorar en la innovación…

31
Jan

El Internet que viene

Written on January 31, 2010 by Marta Domínguez in Información y tecnología

Las empresas tecnológicas estuvieron de enhorabuena en el 2009. El año de la gran recesión hizo subir al olimpo bursátil a ocho empresas de la nueva economía, en detrimento de las grandes empresas de energía y finanzas. Los datos fueron publicados en un informe de El País y Bloomberg en enero de 2010. Los mayores éxitos han sido los de Google y Apple que aparecen ahora entre las diez gigantes de la economía mundial, siguiendo muy de cerca a Microsoft.

Dicen los economistas que las crisis tienen tres partes: la recesión, la recuperación y la transformación posterior del mercado. El fin de la burbuja tecnológica de hace una década fue muy positivo para el crecimiento de Internet y para el desarrollo de nuevos productos. El navegador Google, el iPod, el Kindle o la Web 2.0 crearon nuevas oportunidades que fueron aprovechadas por empresas de la nueva economía. Pero también por todo aquél que usaba Internet, especialmente en lo referente al consumo gratuito de información, música o videos. La gente se acostumbró a otras opciones de consumo, muy distintas de las tradicionales de compra de productos. ¿Seguirá siendo este modelo de Internet sostenible en la recuperación de las empresas en esta crisis económica global?

Hay varios elementos que apuntan a cambios que ya se están iniciando, aunque su impacto transformador en el mercado de Internet podría llegar a medio plazo. El primero es el efecto tractor de modelos de compra en la red que funcionan entre los consumidores de Internet y que han animado el sector de entretenimiento con nuevas propuestas. A los éxitos de los pioneros iTunes o Spotify para la música, se han sumado hulu o el reciente YouTube rentals para visionado de películas. El segundo hay que encontrarlo en la combinación tecnologías y precios  ajustados que atraigan al consumidor. Por ejemplo, los visionados por un tiempo determinado, sin necesidad de descargas (streaming), o modelos que juegan con la eliminación de la publicidad (quizá la característica más destacada de la rápida popularidad de Spotify). En tercer lugar los intentos por parte de empresas consolidadas en marcar caminos que muevan masas críticas. Entre ellos, la cruzada de Ruper Murdoch y su defensa de “el contenido de calidad no es libre” desde el Wall Street y las cada vez más estrechas alianzas de Google con las empresas de medios. Sin olvidar los movimientos sociales y políticos en defensa de la propiedad intelectual. Aunque sin acciones concretas por el momento, la polémica entre internautas y gobierno es positiva. No creo que establecer normas ayude al desarrollo del mercado, pero doy la bienvenida a un debate necesario para el desarrollo de Internet en su vertiente de negocio. Y es este: cómo combinar la capacidad de notoriedad de Internet para productos, empresas o proyectos personales con el lícito deseo de que las empresas encuentren una fuente de negocio. Es el principio.

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept